Sentido de pertenencia empresarial: Pasos para construirlo

El sentido de pertenencia (también conocido como engagement empresarial) es un elemento esencial de la cultura organizacional, se trata de sentirse identificado con los valores de la empresa y de la satisfacción personal de formar parte de un grupo o equipo.

Importancia

El sentido de pertenencia no solo impacta positivamente las relaciones, el trabajo en equipo y el clima laboral, sino que contribuye a mejoras en la motivación, el compromiso, el desempeño y la retención del personal.

Para que exista sentido de pertenencia las personas necesitan que sus logros sean reconocidos; expresarse libremente; sentir que sus contribuciones son valoradas; sentirse cómodos de ser ellos mismos; una comunicación transparente, y sentirse valorados como personas.

¿Cómo construir este sentido de pertenencia?

Crear espacios seguros de comunicación

Para que las personas se sientan seguras de ser ellas mismas, no basta con que el líder sea un ejemplo de autenticidad, sino que además debe hacer del equipo un espacio seguro, donde las equivocaciones se utilizan como aprendizajes y donde se incentiva la comunicación asertiva. Ante los errores la postura del líder y el equipo debe ser empática. De esta manera las personas tendrán la valentía para compartir sus ideas.

Formación continúa

Si favoreces la formación continua u organizas jornadas de capacitación personal, tus trabajadores se sentirán valorados y parte imprescindible para la empresa. Los ayudarás a obtener nuevos conocimientos, habilidades o destrezas que podrán utilizar dentro de su puesto de trabajo, pero que obtendrán de por vida.

Comparte tu identidad

Todo tu equipo debe conocer a detalle su lugar de trabajo, cuál es la misión, visión, objetivos de la empresa, qué valores la identifican. Compartir las funciones de otras áreas y tener un panorama general del trabajo de los demás, también da claridad a los empleados de saber en dónde y con quién están colaborando.

Son conscientes de su impacto

Cuando las personas tienen mala relación con sus jefes su motivación se ve afectada y disminuye el desempeño. Un jefe debe ser consciente de cómo sus acciones y comunicación impactan a sus colaboradores. Por eso, es útil que los líderes trabajen con un coach profesional certificado que les de feedback y los ayude a desarrollar su inteligencia emocional y habilidades de liderazgo.

Consolidan relaciones de colaboración

 Cuando las personas sienten que sus jefes de verdad se interesan por su bienestar, y reciben ayuda de su equipo, el sentido de pertenencia aumenta. Un líder no solo debe ser alguien dispuesto a extender su mano para apoyar a su equipo, sino que debe incentivar la colaboración entre sus colaboradores y generar espacios donde el equipo comparte más allá de lo laboral.

Encuestas

Se recomienda realizar encuestas de satisfacción o focus group  para conocer cómo se sienten los colaboradores y, de ser necesario, tomar medidas para mejorar el clima laboral de la organización.

Retos y desafíos nuevos

Puede parecer una contradicción, pero la mayoría de las personas necesitan sentirse desafiados para poder estar cómodos en una empresa. Cuando un colaborador cree que su trabajo no le proporciona nuevos retos que lo motiven a seguir desarrollándose y aprendiendo, entonces su día a día empezará a volverse monótono y rutinario.

Para ello es necesario introducir nuevos desafíos y metas en el flujo de trabajo como retos mensuales para alcanzar determinado número de ventas, idealmente asociado a una recompensa.

Invierte en las emociones

Nada es tan importante para una persona, como su propia historia; no se debe perder nunca de vista que antes de ser colaboradores sin importar el grado jerárquico, somos seres humanos en constante desarrollo. Reconocer el valor agregado que el empleado suma a la empresa siempre será agradecido por aquellas personas que con sus conocimientos, talentos y habilidades construyen paso a paso el crecimiento de la organización, hacer uso de reforzadores verbales positivos puede ser una práctica suficiente para lograrlo; evitando caer en exageraciones que puedan traducirse en resultados diferentes a los deseados.

Beneficios sociales

Las empresas que ofrecen beneficios sociales retienen mejor el talento, tienen empleados más felices y más orgullosos de pertenecer a la empresa y mejoran su prestigio y su imagen de marca.

Algunos de los beneficios sociales más valorados por los empleados son los seguros médicos, la flexibilidad horaria, ayudas para la guardería, ticket restaurante o servicio de comedor, descansos extra, formación bonificada, planes de pensiones y muchos otros.

Motivar desde un propósito significativo

 Un líder debe construir con su equipo, o por lo menos compartir con este, una visión inspiradora. En la medida en que las personas comprenden cómo sus metas contribuyen a la visión y cómo al alcanzarlas generan un impacto positivo, el trabajo cobra mayor sentido. Un propósito será más poderoso cuando el equipo construye de manera conjunta sus valores y misión como equipo.

Construyen confianza

Somos inspirados por personas en quienes confiamos, por eso seguimos su ejemplo y recomendaciones. Para construir relaciones de confianza un líder debe ser auténtico, servicial, empático, cumplir con aquello a lo que se compromete; tratar con respeto a sus colaboradores y ayudarlos a crecer y alcanzar sus metas.

Recurre al Team Building

La buena relación entre compañeros y el trabajo en equipo favorecen la creación de un buen clima laboral y reducen los niveles de estrés. Una buena idea para lograrlo es echar mano de técnicas y actividades de Team Building.

Algunas empresas llevan a sus empleados a realizar actividades deportivas y de aventura, día de juegos o algún viaje corporativo de ocio con el objetivo de reforzar los lazos con el equipo.

Reconocimiento individual

En el pasado, las empresas utilizaban símbolos para unificar los objetivos y valores de muchas personas en un solo ente: la organización.

Las dinámicas han cambiado y el ser humano se ha convertido en la parte esencial en la creación de la identidad. Actualmente, las organizaciones enaltecen el talento, valor e identidad de sus equipos para a partir de ahí, dar forma a la “razón de ser” de la organización.

Una excelente estrategia para desarrollar sentido de pertenencia a distancia, es crear dinámicas online de reconocimiento al trabajo individual.

Es mucho más fácil sentir empatía hacia objetivos individuales y personales, que alinearse a un propósito empresarial lejano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.