Cultura organizacional: ¿Cómo fomentarla?

La cultura organizacional son el conjunto de características que definen a los individuos que conforman una organización, es decir, comprende aquellas actitudes, valores, creencias y hábitos que describen a los integrantes de una organización. A partir del sistema, las estrategias y laestructura que posea una organización, se podrá conocer cómo funciona.

La cultura organizacional busca disminuir los desacuerdos entre los individuos que conforman la organización e incentivar la comunicación entre ellos. Este sistema genera que los empleados desarrollen conductas positivas, lo cual genera mayores logros y productividad.

Importancia de la cultura organizacional

La importancia de la cultura organizacional radica en que a través de ella se les demuestra a los individuos de una organización su valor fundamental, provocando en ellos motivación, mayor productividad y el placer de ser funcionales para la compañía.

Por ello, es importante que las organizaciones implementen programas de capacitación y desarrollo para estimular y mejorar las destrezas de los empleados y grupos de trabajo.

Asimismo, al mantener una cultura organizacional, será posible conocer con antelación aquellos problemas a los que podrían enfrentarse los grupos de trabajo y lograr que se estructuren equipos con ideas claras y positivas que conduzcan a mejores resultados.

Tips para fomentarla

Compromiso de la dirección

Nada más poderoso que un líder que valora y le da importancia a la gestión de aspectos sociales y ambientales en un entorno empresarial competitivo. Este debe ser el punto de inicio para construir una cultura con bases sólidas para que perdure en el largo plazo. Para un equipo de trabajo siempre será importante ver en sus directores coherencia entre sus discursos y las acciones que emprenden día a día. En el caso de las Empresas B se valora tanto este aspecto que desde los estatutos se genera un compromiso para tomar decisiones analizando siempre los asuntos económicos, sociales y ambientales.

Escuchar

Escuchar a los empleados es clave para mejorar la cultura organizacional. Cuando un trabajador es escuchado es más productivo porque incrementa el sentido de pertenencia con la empresa. Esto incluye:

Cultura organizacional

Compartir ideas. El trabajador debe sentirse con la facultad de compartir ideas en la empresa.

Implementar una política de puertas abiertas. Fomenta la comunicación abierta, la retroalimentación y el debate independientemente de las jerarquías.

Adaptar la cultura de la empresa. No hay que forzar al trabajador a seguir una cultura que a ti como empresario te gustaría, es mejor escuchar ¿Qué necesita la gente? ¿Qué los hace sentir mejor?

Estimula la autonomía de los empleados

A nadie le gusta que le administren por medio de microgestión en el trabajo. Es ineficaz, ineficiente y hace poco por inspirar confianza en la cultura organizacional. ¡Los has contratado, por lo que debes confiar en la capacidad de tus empleados para administrar sus responsabilidades de manera efectiva!

Al estimular la autonomía en el ambiente laboral los empleados pasarán de tener que rendir cuentas sobre sus responsabilidades a querer rendirlas, pues comenzarán a adquirir y poseer iniciativas propias.

Propicia relaciones sólidas entre compañeros

El que existan relaciones sólidas entre compañeros de trabajo impulsará el compromiso de los empleados, pero ello no sucederá automáticamente. Que los compañeros de trabajo fortalezcan sus relaciones mutuas requiere de tiempo, esfuerzo y, a veces, actividades enfocadas a la creación de equipos.

Pero más que eso, los empleados tampoco deberían hacer una costumbre de dispersarse en el momento en que su líder se distancie. Las empresas podrían beneficiarse haciendo exactamente lo contrario: deberían crear espacios que fomenten encuentros casuales e inesperados entre empleados.

Opte por capacitar a su equipo

La capacitación permite que los empleados refuercen y actualicen conocimientos para mejorar el desempeño de sus funciones. Esto no solo influye de manera positiva en el bienestar del recurso humano, sino también en la rentabilidad de la empresa.

Dentro de las posibilidades de la empresa, la formación debe brindarse de manera constante. Procure ofrecerle a su plantilla oportunidades de aprendizaje de calidad y orientadas a reforzar habilidades que aporten valor a nivel personal y profesional.

¿Qué áreas de aprendizaje pueden abordarse? Aquellas en las que se adquieren nuevas competencias tecnológicas, considerando la importancia y expansión de la automatización en la era digital en la que vivimos.

Otra excelente alternativa es la capacitación en habilidades lingüísticas. Por ejemplo, aprender un nuevo idioma como el inglés. Esto permite que cuente con mejores embajadores de su marca y favorece una mayor apertura con clientes internacionales.

Promueve una atmósfera de equipo

No pienses en los empleados como simples grupos de personas con los que trabajas, sino como miembros integrales de tu equipo. Este cambio de mentalidad, que conlleva dirigir a un equipo unificado hacia objetivos concretos, todos tirando en una dirección, puede hacer una diferencia en los resultados laborales.

Recompensar

El reconocimiento reduce la rotación. Los programas de recompensa son una excelente forma de aumentar el compromiso de los empleados.

Decir gracias. La forma de dirigirse al personal es muy importante, agradecer de vez en cuando al equipo es una forma de recompensa.

Hacer reconocimientos en público. Esta acción ayuda a conectar a las personas y a motivar a los empleados a hacer bien su trabajo.

Toma en cuenta que recompensar solo la cantidad y eficiencia podría conducir a una baja de calidad de trabajo. Una cultura de reconocimiento puede irse para abajo cuando no es reflexiva, por eso es necesario encaminarla a los objetivos de la empresa, no solo reconocer lo visible sino también el trabajo, esfuerzo, habilidad y aptitud que llevó a un trabajador a obtener resultados favorables.

Los trabajadores son el activo más importante de una empresa y hay que tomarlos en cuenta en todo momento, una cultura organizacional correcta conducirá a mejores resultados.

Un poco de incentivos adicionales

Junto con los beneficios más tradicionales, los colaboradores generalmente responden bien a otros pequeños incentivos más personalizados, tales como desayunos gratis, cortar actividades más temprano los viernes o una alianza con una obra benéfica elegida por ellos mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.