Beneficios del compañerismo en el trabajo

Beneficios del compañerismo en el trabajo: El término “compañerismo” es el vínculo que se establece entre compañeros. Sin duda, una de las piezas claves para conseguir armonía entre un grupo de personas. Y es que crear lazos entre las personas que trabajan juntas es vital para generar un buen clima laboral en la empresa.

Las relaciones laborales son muy importantes, de ahí parte el concepto de compañerismo. Tanto ayudar como recibir ayuda convierte el trabajo en algo más allá de deberes y obligaciones, ya que propicia un buen ambiente.

Conseguir que en el lugar de trabajo reine el buen ambiente es vital. Puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en una empresa. El buen humor en el puesto de trabajo es algo que ayudará mucho, así como la confianza y amistad entre los compañeros. Si existen peleas constantes en el equipo laboral, envidias o malos rollos, el fracaso de los proyectos está asegurado.

Mejor rendimiento

Ser feliz en su trabajo también significa un mejor desempeño laboral. Las personas motivadas son más productivas y menos distraídas. Aquellos que se sienten bien en un equipo también expresan ideas más rápido, lo cual es bueno para su autoconfianza y su sentido general de bienestar. Tan pronto tenga la oportunidad, felicítelos y demuestre cuánto significan para usted.

El aprendizaje mutuo, la motivación por alcanzar objetivos de la mano. El buen ambiente en el que se trabaja, la creatividad compartida. Son solo algunos de los factores que influyen en la mejora de las capacidades de cada trabajador, en una mejor actitud y motivación. Por ello es tan relevante la educación emocional en la empresa. Unos beneficios de trabajar en equipo que no debería desaprovechar ninguna organización.

Felicidad

Varios estudios muestran que los empleados que tienen buenos colegas son mucho más felices en su trabajo y vida personal. También obtienen mejores puntajes físicos: las relaciones fuertes causan menos estrés, lo cual es bueno para el corazón. Se preocupan menos por si encajan bien con el equipo y sienten que pueden contar con alguien.

Mayor productividad

No importa lo duro que pueda trabajar un individuo, rara vez podrá hacer tanto como dos personas trabajando juntas. Un equipo emplea un esfuerzo muchísimo menor para obtener los mismos resultados y puede maximizar los resultados través de un incremento de la eficiencia.

¿Cómo fomentar el compañerismo en la oficina?

La amistad, un valor clave

Beneficios del compañerismo

El sentimiento de sentirse respaldado por un grupo, ya sea en el trabajo o en la vida en general. Revierte en el compromiso que adquieren con el mismo. Esto llevado al mundo de la empresa implica un paso más en la difícil tarea de fidelizar a los empleados y crear un sentimiento de pertenencia. Por ello, es importante establecer valores corporativos sólidos. Alineados con los de los trabajadores, sobre los que se puedan construir relaciones saludables y duraderas.

Actividades en grupo

Hay que generar dinámicas que permitan a los equipos de trabajo conocerse y aprender a comunicarse. Una clave de esto es ligar este objetivo al ocio. Ya que la colaboración es una práctica que pude ser entrenada. “Cuando los empleados son capaces de pasar tiempo juntos y tener conversaciones que no están vinculadas al trabajo. Surgen vínculos y puntos comunes muy positivos que, a su vez, mejoran las dinámicas grupales de trabajo”.

Un propósito común

Nada une más que compartir un mismo objetivo o misión. De ahí la importancia de contar con una estrategia y valores bien definidos y comunicados. “Alinear al equipo en torno a una visión corporativa o propósito compartido permite generar una sensación de unidad y de espacio seguro. Fluido y propicio para compartir opiniones y problemas, tanto cuando las cosas van bien como cuando surgen obstáculos en cualquier proyecto”.

Establecer rutinas propias

Crear rituales que sean propios y definitorios en un grupo de trabajo, revierte en el sentido de pertenencia que adquieren sus componentes hacia el mismo. En este sentido, las actividades pueden vincularse a espacios fuera de la oficina o de la dinámica de trabajo, como en los tiempos de descanso o durante las reuniones.

Para culminar podemos decir que definitivamente en un buen ambiente laboral, lleno de valores, respecto y buena energía todos los proyectos se pueden realizar. Y las empresas pueden salir adelante pese a las circunstancias. Por ello promueve el compañerismo en tu empresa. Seas empleado o empleador nunca es tarde para cambiar tu entorno. Síguenos leyendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.