Contratar a un trabajador: Pasos a seguir

Contratar a un trabajador: La finalidad más evidente de un proceso de selección es la contratación de personal. Un candidato que deberá adecuarse a los valores y necesidades de la organización y a la vacante en sí misma.

Sin embargo, y de la misma manera que hemos ido cuidando las fases por las que ha pasado el aspirante seleccionado, deberemos llevarla a cabo correctamente

Determina qué es lo que necesita tu empresa

 Si estás asignando a tus empleados actuales demasiadas responsabilidades para poder cumplir con la creciente demanda en tu empresa, su rendimiento se verá afectado. Te puedes enfrentar a quejas tanto de tanto de tus empleados como de tus clientes, a tener que asignar horas extra, y a que no se cumplan los plazos acordados. Contratar a empleados adicionales no solo mantendrá alta la moral de tu equipo existente, sino que puede mejorar la eficiencia al asignar tareas especializadas al nuevo personal.

Antes de comenzar el proceso de contratación, puede que necesites obtener un préstamo comercial. La mayoría de los dueños de negocios necesitan dinero extra para organizar entrevistas, realizar verificaciones de antecedentes, entrenar a los nuevos empleados y cubrir nuevos salarios hasta que se generen más ingresos.

Analice en profundidad las necesidades del puesto y de la organización

 El primer interrogante, cuando busque cubrir un puesto, hace referencia a qué perfil de profesional necesita. En concreto, se debe pensar en el lugar que ocupará en el equipo de trabajo y en la empresa, las funciones que desempeñará, las responsabilidades que tendrá que asumir y, en general, en qué contexto relacional se moverá.

Escribe una descripción detallada del puesto

 Antes de publicar un anuncio, escribe en detalle qué es exactamente lo que buscas en un candidato. Describe qué tipo de negocio diriges y el papel que cumpliría el nuevo empleado. Así, los candidatos sabrán de un vistazo las responsabilidades que requiere el puesto y si cumplen con los requisitos. La descripción del puesto también te puede servir como una lista de verificación cuando llegue el momento de realizar las evaluaciones anuales de tus empleados. Enumera asimismo las herramientas y el equipo que utilizará el empleado, así como las habilidades, la experiencia y la educación necesarias para realizar el trabajo. Asegúrate de dejar claro si estás buscando a un empleado a jornada completa o parcial, o solo ayuda de temporada. 

Revisa currículums

Este paso es uno de los más importantes a la hora de contratar empleados. Estudia el historial de trabajo de cada candidato, prestando atención a las habilidades que coinciden con tu descripción del puesto, así como a las carencias o a otros detalles como errores de ortografía y gramática. Un CV o currículum vitae detallado también puede contener información sobre libros y artículos publicados, investigaciones científicas originales, afiliaciones y experiencias de vida que pueden serte útiles para llegar a una decisión.

Haz una entrevista telefónica

Antes de realizar una entrevista más extensa en persona, puedes programar una breve llamada de 15 minutos para comprobar rápidamente si el candidato sería adecuado para tu empresa. Haz preguntas sobre sus calificaciones y para ver por qué quieren trabajar para tu compañía. Revisa con ellos la información que han incluido en sus currículums y ​​asegúrate de que hayan revisado la descripción del trabajo y de que comprenden los requisitos.

Reduce el número de posibles candidatos

 Después de las entrevistas telefónicas, selecciona un número reducido de personas con las que te gustaría reunirte para una entrevista más formal, preferiblemente en tu lugar de trabajo. Puedes pedirle a uno o más miembros de tu equipo que te acompañen en la entrevista. Tanto si la entrevista tiene lugar por teléfono como en persona, es recomendable que todos tomen notas que se pueden usar después para llegar a una decisión. 

Realiza la entrevista correcta

Con los pasos anteriores ya deberías saber lo suficiente sobre tu negocio y el tipo de personas involucradas para hacer la decisión correcta. Sin embargo, hay ciertas cosas a tener presente en una entrevista de trabajo.

Evita hacer preguntas que no tengan mucha relación con el trabajo en sí, como aquellas relacionadas al estado civil, arrestos, orientación sexual, salud mental, religión y creencias. Si abarcas esos temas y eliges no contratar al candidato, podrías ser acusado de discriminación.

Asegúrate de que el candidato entienda completamente la estructura de compensación. Por eso es importante tenerla en la información de tu publicación, y también deberías confirmarlo en persona.

Por último, puedes hacer preguntas como: ¿Cuál sería tu trabajo ideal? O ¿Qué estás buscando de tu siguiente empleo? Te ayudarán a saber si tu candidato te dice aquello que cree que quieres escuchar o si ambos encajarían perfectamente.

 Ponte en contacto con las referencias del candidato

Este paso generalmente toma más tiempo del esperado, ya que los individuos incluidos como referencias pueden no contestar de inmediato tu llamada o tu correo electrónico. Sé paciente e insiste si crees que la persona puede proporcionarte información clave sobre el candidato. Las preguntas apropiadas se referirán a cuánto tiempo la referencia ha conocido o trabajado con el candidato y por qué sería un buen empleado para tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.