Personas pasivo agresivas: Lidiar con este tipo de personas en la oficina

Las personas pasivo agresivas expresan sentimientos negativos a través de acciones indirectas como: sarcasmo, tratamiento silencioso. Procrastinar o dejar tareas sin terminar, actitudes cínicas o aires de superioridad, insultos disfrazados, testarudez, chisme, inventado excusas. Nunca dar una respuesta directa, rechazando otros puntos de vista y comentarios, y diciendo que se sienten subestimados.

Obviamente todas estas acciones desencadenan inconvenientes entre el grupo laboral, los cuales deben tratarse de inmediato.

Personas pasivo agresivas: ¿Cómo se detecta?

Personas pasivo agresivas

El comportamiento pasivo agresivo en el lugar de trabajo puede ser sutil y difícil de detectar. Más comúnmente incluye:

  • Sarcasmo
  • La «ley de hielo»
  • Procrastinar o dejar tareas sin terminar
  • Una actitud cínica o aire de superioridad
  • Insultos y no cumplidos disfrazados
  • Testarudez
  • Chisme
  • Inventar excusas
  • Culpar a los demás
  • Nunca dar una respuesta directa
  • Rechazar otros puntos de vista y comentarios
  • Decir que se sienten infravalorados

El comportamiento pasivo agresivo, ya sea malintencionado o involuntario, contribuye a crear un entorno laboral tóxico. Si no se controla, puede erosionar la moral de los empleados y contribuir al agotamiento. Incluso si disfruta del trabajo que haces.

Consejos para afrontarlo

Ponga sus emociones bajo control

Si se encuentra en una situación donde este tipo de personas intenta sacarlo de sus casillas, cálmese y contrólese. Se recomienda respirar profundamente para aliviar la respuesta al estrés del cuerpo y vuelva a poner en línea su corteza prefrontal (el área del cerebro responsable del autocontrol). También puede externalizar sus pensamientos y sentimientos escribiendo un diario. Hablando con un amigo de confianza o por medio del movimiento como la práctica de algún deporte.

Saca el ego de la comunicación

Si tu trabajo requiere la colaboración de colegas pasivos agresivos, es posible que debas modificar ligeramente tu comunicación para que las cosas funcionen. Cuando estés en una conversación directa, evita usar palabras como «usted» o «su» cuando te dirijas a la persona pasivo agresiva. Reemplázalo con declaraciones que comiencen con «nosotros» para despersonalizar los problemas (tenemos algunos desafíos…). O «cuando» (cuando hay una falta de comunicación en el equipo…). Dominar algunos principios simples de asertividad puede ayudar a desactivar la resistencia y reforzar la cooperación.

Ver más allá de la superficie

Cuando un colega controla una actitud pasivo-agresiva, determina cómo este comportamiento te ha beneficiado en el pasado. Busca el resultado positivo oculto que motiva a la persona a actuar pasivamente de forma agresiva. ¿Qué logran al no expresarse directamente? Pueden llegar a sentirse superiores al menospreciar a los demás. O tal vez chismean para ser parte de la «multitud» en la oficina.

En el fondo, el comportamiento de tu colega probablemente esté impulsado por el miedo: miedo al rechazo, miedo a perderse algo, miedo a no ser lo suficientemente bueno. Reconocer su motivación te ayuda a poner su comportamiento en perspectiva, hacer espacio para un mínimo de empatía y hacer una pausa para elegir cómo quieres responder.

Habla de lo que sientes

Expresar tus sentimientos es una excelente manera de establecer límites y hacer que las personas sepan cuando te hacen daño. Si alguien grita o se muestra agresivo, intenta mantener tus emociones fuera (por el momento). «Si puedes, ve a dar un paseo rápido. Toma un poco de aire fresco, un vaso de agua y algo de luz solar». «Aléjate y vuelve al juego. No permitas que la actitud negativa de otra persona enturbie tu juicio sobre quién eres o tus capacidades».

Sea firme y establezca límites

Es posible que cuando comience a dialogar con este tipo de personas pueda recibir una reacción pasivo-agresiva como la presentación de excusas. Para evitar esto y confrontarlas de manera firme, se recomienda el uso de la fórmula de mensaje asertivo que utiliza el siguiente formato:

Siento __________________ cuando __________________ lo que me gustaría que hicieras en cambio es __________________.

Con estos cuatro pasos, en lugar de ignorar la agresividad pasiva de este tipo de colaboradores, se puede buscar un cambio de actitud, aunque esto requiere coraje. Lo importante es lograr trabajar en un ambiente sano.

Visualiza las consecuencias

Antes de enfrentarte a esa persona difícil, piensa en el panorama y en sus reacciones, de esta manera podrás anticipar cualquier comportamiento y tendrás la solución en tus manos. Recuerda pensar en diferentes escenarios para que no te tome por sorpresa.

Es importante que antes de afrontar a este tipo de personas, identifiques si su comportamiento es por algo que hiciste o si es así con todos los que te rodean. Si es personal, analiza qué sucede, de qué manera te afecta y cómo responderás con inteligencia.

Mantén tu humor y no dejes que el comportamiento pasivo agresivo te afecte

Esfuérzate por mantener la calma y controlar tus emociones para que puedas estar tranquilo. Tratar de no estar molesto no hace que el problema desaparezca. En todo caso, a menudo lo empeora. Es perfectamente razonable sentirse frustrado por un comportamiento pasivo agresivo, pero procesa tus emociones fuera de tu interacción con la persona.

Empatice y redirija

Trate de buscar el resultado positivo oculto que motiva a la persona a actuar de forma pasiva-agresiva. Quizás esa reacción sea para cubrir la baja autoestima o para tratar indirectamente la ira, el resentimiento u otras emociones incómodas. Por ello, se le pide empatizar, puede que sólo busquen ser escuchadas. Tras ello, redireccione el caso hacia una solución y anímelo a que se enfoque en lo que está funcionando.

Mire su contribución

Analice si la forma cómo está trabajando usted contribuye a la dinámica poco saludable en su oficina. Considere cómo sus creencias y actitudes hacia el poder, el conflicto y la expresión emocional moldean su comportamiento en el trabajo y en relación con otras personas.

Esperamos que haya sido de su agrado nuestro post «Personas pasivo agrPersonas pasivo agresivas: Lidiar con este tipo de personas en la oficina». ¡Hasta la próxima!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.