Mobbing laboral: Descubre que es, sus causas y consecuencias

El mobbing laboral, se refiere a todas aquellas acciones encaminadas a intimidar. Vejar o degradar a un trabajador con el objetivo de empeorar su clima laboral y empujarle a abandonar la empresa. Este hostigamiento puede realizarse a través de diferentes métodos, por ejemplo insultos, amenazas, humillaciones. Aislamiento del resto de compañeros, difusión de rumores falsos, etc.

Normalmente se trata de violencia verbal y psicológica. Aunque hay ocasiones en las que puede llegar al plano físico (agresiones) o sexual (acoso sexual). Aunque en la mayoría de casos el objetivo es forzar al trabajador a abandonar la empresa y no pagarle la indemnización por despido. También puede tener otras finalidades. Como obligarle a aceptar unas condiciones o un clima laboral asfixiante. Incluso, en ocasiones, el mobbing no tiene ningún objetivo, aparte de la humillación a la víctima.

Al primer signo de acoso en un ambiente laboral, las empresas deben adoptar un protocolo de actuación que favorezca el bienestar emocional y generen entornos favorables. Promoviendo una cultura de respeto a los derechos humanos. Y así, desalentar la incidencia de conductas inapropiadas vinculadas a la violencia laboral, hostigamiento y acoso sexual.

Brindar formación apropiada, reconocer el desempeño de los empleados, repartir cargas de trabajo adecuadas. Promover relaciones interpersonales, pueden ser tipos de estrategias para lograr estos objetivos.

Ejemplos de mobbing laboral

  • Amenazas contra un compañero.
  • Provocar una situación de aislamiento sobre el trabajador.
  • Difamar a la víctima.
  • Criticar de forma constante el trabajo de un compañero. Desprestigiando su valía como profesional para después, criticar también su vida personal.
  • Excluir a un empleado de las tareas inherentes de su puesto de trabajo dentro de la empresa.
  • Insultos o gritos hacia la víctima.
  • Discriminación por ideología o religión.
  • Amenazas contra un compañero.
  • Ocultar datos a un compañero de forma que imposibilitamos su desempeño normal en la empresa.
  • Aumentar el número de tareas sin ninguna justificación aparente.
  • Intimidaciones tanto físicas como verbales hacia un empleado o compañero.
  • Realizar actos humillantes en público.
  • Cambiar notablemente las responsabilidades del empleado sin notificarlo de ninguna manera a este.
  • No poner en valor las actividades que el trabajador lleva a cabo para la compañía.
  • Ejercer un control obsesivo e injustificado sobre las tareas realizadas por la víctima.

Tipos de mobbing

El Mobbing tiene 3 aspectos que pueden ser los que siguen:

Ascendente:

Es aquel que ejercen uno o más subordinados sobre la persona que ostenta un rango jerárquico superior, es más común alguien externo y que tiene un rango superior a la organización entra a la empresa, sus métodos no son aceptados por los empleados.

Horizontal:

 Un grupo de trabajadores se constituye como individuo y actúa como un bloque con el fin de lograr un objetivo, por ejemplo se da cuando un empleado se ve acosado por un compañero del mismo nivel jerárquico.

Mobbing laboral

Descendente:

Es la situación más común, la persona que tiene el poder lo realiza a través de desprecios. Falsas acusaciones e incluso insultos que buscan minar el ámbito psicológico del trabajador acosado para destacar frente a sus subordinados. Para hacer prevalecer en la jerarquía laboral o simplemente se trata de una estrategia empresarial. Cuyo objetivo es deshacerse de una persona forzando al abandono voluntario de estos sin proceder a su despido local.

Causas de mobbing o acoso laboral

Existen diferentes causas por las cuales una persona puede ser víctima de mobbing o acoso laboral:

Cuando se niega a ser manipulada por su jefe directo o sus compañeros. Esto despierta la ira y las represalias del manipulador, que comenzará a hacerle la vida imposible. Los demás trabajadores se convierten en cómplices.

No participar en actividades ilegales. Negarse a participar en encubiertas dentro de la empresa puede generar la molestia de quién lo invita pues representa para ellos una

Envidia. El acosador se siente amenazado por la eficacia del acosado en el desarrollo de su trabajo. El acosador teme verse relevado de sus funciones o ser despedido por una mayor competencia de la víctima.

Consecuencias

Los trabajadores víctimas de mobbing laboral sufren una serie de trastorno físicos y psíquicos. Que abarcan desde una sensación de vergüenza e impotencia, pasando por sentimientos de culpa y llegando finalmente a sufrir trastornos del sueño, ansiedad, depresión.

Los cuadros más frecuentes que una persona que sufre mobbing experimenta son:

Nivel psíquico

La mayoría de las víctimas presentan ansiedad, depresión, irritabilidad. Y una sintomatología similar a la del Burnout (ya que el acoso laboral no deja de ser un estresor extremo mantenido en el tiempo) y al Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT). Como recuerdos dolorosos del evento traumático o evitación de situaciones que recuerden a la experiencia.

Aparecen sentimientos de culpa y de desvalorización personal, una disminución de la autoestima y de la creatividad; además se vuelven más desconfiados y hostiles. Además, el Mobbing también tiene como consecuencia problemas de atención y memoria.

Nivel físico

 Aumentan las manifestaciones somáticas y las consultas médicas debido a ello; suelen aparecer dolores de cabeza, de espalda, problemas gastrointestinales y alteraciones del apetito, así como trastornos sexuales y del sueño.

Nivel social

 La víctima de Mobbing tiende a aislarse o a mostrarse agresiva ante cualquier interacción social. Por último. No conviene olvidar que el acoso laboral también tiene consecuencias negativas en el perfil profesional de la víctima y en su empleabilidad. Ya que, debido a las consecuencias a nivel físico y psicológico, alternan periodos laboralmente activos con bajas de duración variable. Esto unido a las consecuencias de tipo psicológico, como la disminución del rendimiento, hace que les resulte más complicado encontrar un nuevo trabajo.

La importancia de prevenir el Mobbing laboral

Resulta evidente que la empresa ha de desplegar la mayor diligencia posible ante situaciones de acoso. No sólo para proteger el ambiente de trabajo, sino también para quedar exonerado de futuras responsabilidades.

Por ello, se plantea como necesario articular mecanismos para lograr la prevención y el conocimiento de las situaciones de acoso. Con esa finalidad, numerosas empresas han creado y puesto en funcionamiento una serie de códigos de ética y conducta. Así como guías para la prevención de conductas de acoso, con las cuales pretenden establecer una serie de pautas preventivas y de concienciación para con sus empleados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.