Despido laboral: ¿Cómo lidiar con él?

Un despido laboral siempre es difícil, porque supone dejar atrás una seguridad económica, sin embargo, la situación a nivel emocional se agrava en caso de que el trabajador no estuviera alerta sobre esta posibilidad. Es por ello que en esta oportunidad te otorgamos algunas recomendaciones para lidiar con él. Síguenos leyendo.

Organízate

Si puedes informarte de que tu despido va a ser inminente, comienza a organizarte para tu siguiente etapa profesional. Pide una carta de referencias de tu superior para que te recomiende a futuros empleadores, recaba todas tus nóminas y documentación laboral. Luego será más difícil conseguirlo todo.

No te juzgues y tómalo como una enseñanza

Por lo general, este acontecimiento se asocia con la descalificación de tu desempeño. Lo mejor es tomarlo como una enseñanza y analizar qué es lo que aprendiste de ese trabajo. Identifica cuáles de esas habilidades o fortalezas te servirán para una nueva oportunidad laboral, quizás tu anterior empleo no era el adecuado para explotar todo tu potencial.

Pierde peso

Los malos hábitos en la oficina pueden alterar negativamente nuestro físico, sin embargo, con el despido laboral podrás comer más saludable y quemar algunas calorías.

Acepta el duelo

Cualquier pérdida puede provocar consecuencias a nivel psicológico, y el proceso de duelo no solamente se refiere a la muerte de un ser querido o una ruptura de pareja, sino también a un despido de trabajo. Tras un despido, existe un gran cambio en nuestra vida que puede desestabilizarnos: podemos sentirnos tristes por dejar un trabajo que nos gusta, melancolía por no volver a compartir momentos agradables con unos compañeros con los que nos sentíamos unidos y pueden aparecer dificultades financieras con las que no contábamos.

Exterioriza tu dolor

No te encierres en ti mismo, porque se corre el riesgo de caer en un bucle de angustias y desesperación. Rodéate de personas que traigan vitalidad y esperanza. Comparte con tu pareja tus preocupaciones. Habla con tu mejor amigo. Mostrar debilidad y ser vulnerables no nos debe dar vergüenza. Nadie es invencible.

Despido laboral

Reflexione sobre sus talentos

Un despido también funciona como método de reflexión, por eso enumere las posibles causas por las que terminó su relación laboral con la empresa. Es importante que sea crítico y objetivo, para que esa experiencia le ayude en próximos trabajos.

Pasar muchos años en un trabajo puede haberlo llevado a una zona de confort de la que ahora ha salido. Ya no trabajar en ese lugar es una oportunidad para conocerse a usted mismo y saber si realmente desea continuar haciendo ese tipo de actividades o si desea explorar otros talentos.

Mantén una actitud positiva

 Aunque el despido no es algo agradable, en muchos casos no podemos hacer nada para evitarlo. Adáptate a los cambios y afróntalos con positividad. Trata de ver el despido como una oportunidad para cambiar y empezar a hacer aquellas cosas que realmente querías hacer.

Cuídate por dentro y fuera

 El ejercicio físico es un antídoto valioso contra el estrés. Una buena alimentación y descansar lo suficiente te ayudarán a mantenerte activo. Haz algo todos los días que haga sentir bien y desconectar: pasear, un baño caliente, escuchar música o tomarte un café con un amigo.

Mantener los horarios

Los días siguientes debes mantener tus horarios ya que es muy fácil cambiarlos una vez que no tengas la obligación de levantarte temprano. Te recomendamos imperiosamente que no cambies de hábitos y que te quites el pijama por la mañana.

Presta atención a tus finanzas

Ahora bien, antes de tomar cualquier decisión sobre tu presente y tu futuro, asegúrate de que te tienes tus necesidades económicas cubiertas. Debes ser realista en este sentido para no llevarte ningún susto.

Tome tiempo de descanso

Después del tiempo dedicado a la empresa, es importante que tome unos días de descanso previo a comenzar a buscar otro trabajo. Dedicar tiempo a su familia será positivo para sobrellevar mejor la pérdida y no sentirse solo en esta etapa. Retome actividades que dejó de hacer por falta de tiempo, por ejemplo, salir a caminar o comer con sus amistades.

Lo conveniente es que su rutina de sueño y horarios de comida no varíen mucho, para que no se le dificulte regresar a la rutina cuando ya haya encontrado un nuevo empleo.

Actualiza tu currículo

Si ya has decidido cuál va a ser el siguiente paso, es el momento de actualizar tu currículo y dejar impecables tus perfiles en redes sociales. Tus experiencias y conocimientos recientes pueden ser lo más valioso, pero recuerda siempre destacar tus habilidades clave y trayectoria profesional. No mientas acerca de tu situación laboral: en términos de tu despido, siempre es mejor ser franco y honesto con los responsables de selección.

Si es necesario, busca ayuda profesional

Este es probablemente uno de los consejos que muchos descartan, ya que el buscar ayuda psicológica suele tener una percepción negativa en el individuo, aunque es todo lo contrario. Si tu estado anímico no mejora, la terapia psicológica mejorará significativamente tu salud mental y te ayudará a ser tu mejor versión, logrando motivarte para cumplir con todas las metas y propósitos que tenías en mente desde un principio.

Prepárate para tu próxima entrevista de trabajo

 Antes de acudir a una entrevista, la recomendación es dejar de lado los sentimientos y enfocarte en lo profesional. No es necesario mencionar que te “despidieron” para explicar por qué terminó tu relación laboral. Jamás hables mal de tu antiguo jefe o empresa, ya que lo único que ganarás es que el empleador no quiera contratarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *