Los colores en las oficinas y su influencia

Colores en la oficina

Aunque no nos demos cuenta los colores poseen una gran influencia en muchos factores de nuestra vida diaria. En nuestro hogar, nuestra ropa e incluso en nuestra oficina. La manera en que se utilicen los colores en un espacio de trabajo va a influenciar la forma en que se desarrollan las actividades. Es probable que pocos le presten atención a este detalle. Pero, lo cierto es que puede marcar una gran diferencia en la productividad de los empleados. Así como en la armonía dentro del ambiente de trabajo.

Los espacios de trabajo en la actualidad están enfocados en las personas. Con esto lo que buscan a través de su diseño es fomentar el bienestar de los trabajadores. Ayudando a las personas a realizar mejor su trabajo. Donde el espacio no represente un obstáculo, sino que actúe como un estímulo para ser más productivos y creativos. Para estar más motivados y comprometidos con la empresa.

Para lograr esto los colores pueden ser de gran ayuda. Ya que poseen un potente efecto psicológico que se puede aprovechar en las oficinas. A través del color se puede conseguir estimular emociones que nos ayuden a potenciar el estado de ánimo positivo, conseguir relajación o fomentar la concentración.

El poder de los colores en la oficina

Pues bien, el color nos rodea de muchas maneras, y sin percatarnos estimula nuestros sentidos y hace que nuestras vidas sean más interesantes y variadas. Puede influir sobre la presión de la sangre, los músculos y los nervios y provoca importantes asociaciones en el cerebro humano. Por lo tanto, puede tener efectos estimulantes o relajantes.

Amarillo, el color del optimismo

El amarillo para muchos no es de los mejores colores para las oficinas, ya que despierta emociones muy diversas, por lo que a muchas personas no les gusta. Esta muy vinculado con la felicidad y tiene la facultad de estimular la actividad mental. Pero, también denota precaución y que en exceso también puede resultar inquietante.

El color amarillo es un tono cálido, perfecto para espacios que necesiten incrementar la luz y generar un clima agradable y optimista. En las oficinas, se puede aplicar en oficinas de reuniones informales, como la cafetería de la oficina o espacios abiertos que son utilizados para reuniones de 15 minutos en el trabajo, esas que son rápidas, como las que se realizan al inicio de la jornada para establecer directrices del trabajo del día.

Verde, el color de la tranquilidad

Las tonalidades verdes suelen producir un efecto relajante y tranquilizador ideal para personas que busquen la concentración, por lo que es uno de los colores más recomendando para las oficinas.

El color verde es un tono frío que ayuda a refrescar la mente y está estrechamente vinculado con la vida y la naturaleza. Asimismo, se vincula con la curación y transmite seguridad. Es ideal para las oficinas porque ayuda a crear espacios en los que los trabajadores se sienten verdaderamente a gusto. Además, según estudios este color estimula la creatividad y la concentración. Por esto es perfecto para espacios de trabajo que requieran soluciones o ideas originales y diferentes.

Las empresas que utilizan el color verde en sus oficinas, transmiten una imagen de crecimiento y mejora continua. Además, de que apuestan por las ideas innovadoras. Para el diseño de la oficina es conveniente utilizar el color verde en vestíbulos o salas de espera. Así se conseguirá transmitir un mensaje de serenidad a los clientes o colaboradores.

Rojo, el color de la atención

Las tonalidades rojas tienden a ser muy estimulantes. El rojo es un color que llama a la acción. Se asocia con la pasión, la atención y el peligro. Es un tono muy intenso a nivel emocional, por lo que debe usarse muy sabiamente para no conseguir el efecto que se quiere.

El rojo es uno de los colores para oficina más potente y que transmite mucha personalidad. Este debe ser usado de forma adecuada y prudente. Su efecto es como una especie de inyección de energía, evitando caer en una oficina llena de espacios estresantes y demasiado agresivos.

Los colores espacios decorados

Los espacios decorados con color rojo deben ser aquellos donde no se necesite tomar decisiones muy reflexivas o que se deben pensar mucho. Ya que el rojo tiene que ver con la impulsividad, por lo este lugar debe ser un sitio donde se deban tomar decisiones rápidas y puntuales. También es muy práctico si se quiere destacar algo en una habitación, este color será un estimulante para que esto sea visto.

En decoración de oficinas es ideal para una sala formal, como un despacho. El rojo transmite elegancia y sofisticación, por lo que, si se usa en la oficina del director de una empresa, enviará un mensaje de que este es una autoridad.

Naranja, el color de la comunicación

El naranja es un color muy intenso por la mezcla del enérgico rojo y el alegre amarillo. Se asocia a la felicidad, el éxito y la motivación. Por lo que es uno de los favoritos para decorar oficinas y pintar nuestro mobiliario de oficina.

El color naranja es un tono que brinda una sensación cálida en los espacios donde se utiliza. Favoreciendo la relación entre la calidad del servicio que ofrece una empresa, con su precio. Además, esta tonalidad en las oficinas es ideal para lugares donde se quiere potenciar la comunicación no tan formal o espacios donde se desee estimular la actividad física, a través de su poder enérgico y revitalizante.

Azul, el color de la serenidad

Es el favorito de muchas personas y sobre todo en la decoración. Se vincula con la confianza, la lealtad, además resulta ser un color muy relajante. Por lo que es ideal para la oficina, en ambientes muy estresantes el azul ayuda a crear espacios donde existe la armonía y el equilibrio.

Los colores Oficina

Se trata de una tonalidad refrescante relacionada con el agua, la pureza y la higiene. Además, por su efecto de serenidad, proporciona una sensación de paz que ayuda a hacer más agradable la jornada laboral. En decoración de oficinas se utiliza el azul para estimular el pensamiento.

Rosa, el color de la amabilidad

Aunque no es un color muy popular en la decoración de oficinas, el rosa es el color de la inocencia y la sensibilidad. Por lo que es perfecto para despertar sentimiento de unión dentro del equipo, colaboración y cariño.

Además, ayuda a alejar la soledad y despertando sentimientos de amabilidad, ternura, amor y protección.  Tiene un gran poder tranquilizador, por lo que es perfecto para salas de reuniones en las que queramos propiciar un ambiente más tranquilo. Es muy oportuno es oficinas de abogados o donde surjan conversaciones donde existan opiniones muy contrarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *