Espacios coworking, la nueva forma de trabajar

Los espacios coworking surgen como una nueva forma de trabajar, que ha cambiado la concepción que se tenía sobre las oficinas. Esta modalidad de los espacios de trabajo compartido vino a revolucionar la forma en que se hace el trabajo de oficina. Cautivando cada día a más personas por sus grandes ventajas. Ya que ayuda a fomentar el trabajo en equipo, la creatividad, el crecimiento profesional.

Los espacios coworking han ayudado a miles de personas alrededor del mundo. Elevando su productividad y conectando entre sí a todos los involucrados. Incluso creando nuevas empresas basadas en las tecnologías de la comunicación e información. Un modelo de negocio que les permite un rápido crecimiento empresarial.

Así pues, el coworking es una forma de trabajo que le brinda la posibilidad a profesionales independientes, emprendedores y, pequeñas y medianas empresas de compartir un mismo espacio de trabajo. Logrando desarrollar proyectos individuales y en conjunto, si es posible.

Están destinados principalmente a aquellos que trabajan haciendo uso del Internet. Diseñadores, programadores, desarrolladores, escritores, periodistas y muchos más. Los espacios coworking ofrecen como mínimo, generalmente, un escritorio individual, acceso a Internet y otros servicios.

Ventajas de los espacios coworking

El coworking es una tendencia que está creciendo vertiginosamente. Con el tiempo han pasado de ser solo algunos espacios en países europeos, a convertirse en un concepto innovador alrededor del mundo. Sus ventajas son muchas, convirtiéndole en una opción muy moderna y atractiva, que vale la pena experimentar.

Espacio profesional a un menor precio

Esta es uno de los atributos de estos espacios de trabajo que más llama la atención. Sobre todo, a las pequeñas empresas con pocos empleados o a los freelancers. Estos ven en los espacios coworking una oportunidad para dejar de trabajar desde sus casas o no tener que alquilar un lugar de oficinas convencional.

Espacios coworking Freelancers

El coworking ofrece un espacio profesional desde el primer momento. Debido a que son lugares estratégicamente diseñados para este fin. Cuentan con el mobiliario y las comodidades para que se pueda realizar esta nueva manera de trabajar.  Aunado a esto, no tendrán que preocuparse por el mantenimiento del espacio. Y lo mejor de todo es una solución mucho más barata y flexible que alquilar una oficina.

Por otro lado, el ahorro en el costo no solo tiene que ver con el alquiler. Este también involucra los gastos en servicios como el internet, la electricidad, el agua y la climatización. Asimismo, se ahorra dinero en equipamiento como impresoras, fotocopiadora y escáneres, en el caso de que el espacio coworking no lo proporcione. Al ser un espacio donde se comparte todo, hasta los gastos, es una gran ventaja.

Flexibilidad de uso

Una gran ventaja de los espacios coworking es que no deben alquilarse en contratos de mucho tiempo. Estos ofrecen diferentes planes de acuerdo a las necesidades de sus usuarios y las horas que los necesiten. Así, que se pueden rentar solo por un mes si lo requiere de esta manera.

Permiten ampliar las relaciones empresariales

Estos espacios le brindan la posibilidad de salir del aislamiento en que se puede encontrar, profesionalmente hablando. Debido a que están concebidos en un ambiente de trabajo colaborativo. Ya no se estará más en el aislamiento de trabajar por cuenta propia.

Además, facilita la capacidad de desarrollar oportunidades de negocio, compartir información y buscar clientes, sin mucho esfuerzo y de forma mucho más sencilla. En estos ambientes de trabajo compartido las pausas a la hora del café o la comida, son momentos ideales para ampliar la red de contactos profesionales.

Aumenta el bienestar y la productividad de sus empleados

Esto es ideal para las pequeñas y grandes empresas, ya que les permite la capacitación de su personal. Además de conseguir nuevos talentos. Esto es debido a que, en estos espacios de coworking, generalmente, se organizan eventos como talleres y seminarios que brindan la oportunidad de realizar networking con profesionales de otros círculos.

Desventajas de los espacios coworking

No siempre todo puede ser bueno, y estos espacios de trabajo no se escapan de ello.  Aunque fáciles de sobrellevar estas desventajas pueden generar ciertas dudas, en aquellos que han considerado hacer uso de estos.

Los horarios del coworking

Estos espacios tienen horarios estrictos, tanto en la apertura como en el cierre de la jornada. Asimismo, al convivir varias empresas y profesionales, para prevalecer el orden se establecen horarios para el uso de los diferentes espacios dentro de las oficinas. Estas normas deben cumplirse obligatoriamente, de manera que no se perjudiquen a otros usuarios. Así que si usted es de los que tienden a quedarse horas extras en la oficina o le gusta extender más las reuniones con su personal, puede resultarle un poco difícil trabajar en espacios coworking.

Mucho ruido y poca tranquilidad

Si usted es de lo que acostumbra a trabajar en silencio y no le gusta tener distracciones. Los espacios coworking no son lo suyo. Al haber otras personas trabajando al igual que usted, en el lugar siempre habrá ruido y bullicio. Debido a que, las demás personas estarán hablando y compartiendo ideas.

Espacios coworking Trabajo colaborativo

Aunque si le gustan los ambientes de trabajo colaborativo. Existen modalidades de espacios coworking que ofrecen oficinas privadas, que son secciones reservadas dentro del mismo edificio. Estas brindan mayor formalidad y privacidad, pero sin perder la esencia del mundo del trabajo compartido.  

No hay privacidad

Muy similar al punto anterior, en los espacios coworking se pierde privacidad. Pueden escuchar sus llamadas telefónicas y ver sus videollamadas. Aunque lo cierto es que cada quien está en sus trabajos, pueden escuchar todo lo que usted diga. Pero, como estos espacios cuentan con varios sectores, si desea algo de privacidad, puede alejarse de las áreas comunes o entrar en alguna de las salas de reuniones que se encuentre desocupada.

Por otro lado, es importante aclarar que los espacios coworking no son lo mismo que los centros de negocios. Estos últimos ofrecen otros aspectos como oficinas privadas fijas, despachos, salas de reuniones, e incluso espacios de coworking.

La diferencia más marcada es la privacidad, en un centro de negocio se puede trabajar en un espacio privado sin distracciones ni intromisiones de otras personas o empresas. Mientras que, como ya lo mencionamos, los espacios coworking son más flexibles y de mayor integración con diferentes empresas y profesionales.


En definitiva, Debe tener en cuenta que el coworking no es para todos los tipos de empresas. Pero tiene la posibilidad de experimentar si funciona o no para la suya. Esta nueva forma de trabajar tiene sus ventajas que la hacen muy atractiva y sus desventajas que lo hacen pensarlo muy bien antes de aventurarse. Si usted quiere expandir su negocio o simplemente quiere salir de la sala de su casa hacia un ambiente de trabajo más moderno, vea estos espacios compartidos como una gran oportunidad de lograrlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *