Trabajar de forma independiente: pros y contras

Muchas personas han considerado trabajar de forma independiente en algún momento, ya sea para evitar grandes grupos de personas o porque es más fácil concentrarse cuando estás solo. La idea de poder decidir cuándo y cuánto trabajar es ciertamente encantadora, pero trabajar solo también tiene sus desventajas.

Es importante evaluar los pros y los contras de hacerlo, para saber si está hecho para trabajar solo o en grupo; y así poder tomar la decisión de trabajar de forma independiente. Si quiere saber algunas ventajas y desventajas de esta forma de trabajo, ¡siga leyendo!

Pros de trabajar de forma independiente

Aquí hay una lista de pros de trabajar por su cuenta:

Hay menos conflictos

Trabajar en equipo puede ser un desafío, especialmente cuando hay muchos a quienes complacer. Todo el mundo quiere poner su granito de arena y reforzar sus ideas. Esto podría generar ansiedad por impresionar al jefe y tratar de hacerse cargo de todo el trabajo, mientras que otro podría sentarse y no hacer nada.

Con tantas personas diferentes intercambiando ideas, es más probable que haya un conflicto de opiniones cuando se trabaja con varios colegas. Sin embargo, trabajar de forma independiente evita todas las molestias que conlleva trabajar en equipo.

Toma sus propias decisiones y no hay nadie que le diga lo contrario. No hay necesidad de preocuparse por compañeros de trabajo competitivos o perezosos, y hay más espacio para que usted se concentre y disfrute de un flujo de trabajo más fluido.

Sé es más eficiente

Al trabajar de forma independiente, es más probable que aumente su eficiencia. Como ya lo mencionamos, no hay nadie que lo frene ni otras opiniones que se interpongan en su camino.

Con menos interrupciones, le resultará más fácil concentrarse, trabajar mucho más rápido, saber exactamente lo que está sucediendo y tendrá mucha más claridad en el proyecto en el que está trabajando. Trabajar con otros puede afectar su productividad, especialmente cuando interfieren las conversaciones y los chismes.

Pero al bloquear todas las distracciones y trabajar solo, se puede poner más corazón, energía y alma en su proyecto, lo que se traduce en una mayor productividad y mejores resultados.

Es un desafío que puede disfrutar

A veces, trabajar de forma independiente puede ser un desafío agradable. No tener a nadie más en quien confiar puede ser una gran prueba en el lugar de trabajo a medida que elabora sus propias ideas y se pone a cargo.

Trabajar individualmente puede aumentar su independencia y también puede hacerlo más creativo. Muchos trabajadores en solitario aprenden a tomar sus propias decisiones, a realizar sus tareas solos y a encontrar su propia chispa de inspiración.

Cuando solo puedas confiar en sí mismo, se dará cuenta de que su motivación, autoconciencia y disciplina aumentan. Se asegura de cumplir con los plazos, canalizas sus propias ideas y creatividad y acepta asumir la responsabilidad total de un trabajo.

Es su propio jefe

Uno de los grandes beneficios de trabajar de forma independiente es la posibilidad de ser su propio jefe. Si bien muchas personas prefieren seguir órdenes, otras disfrutan de un estilo de trabajo más fluido que lo pone a usted a cargo.

La autogestión le permite crear su propio flujo de trabajo, establecer sus propios objetivos y cumplirlos de la manera que mejor le parezca. La molestia de responder ante otra persona, seguir las pautas de otra persona o realizar tareas de manera desagradable puede ser perjudicial para su productividad.

Pero al ser su propio jefe y estar a cargo le permite realizar tareas y proyectos a su propio ritmo y de una manera que crea que generará los mejores resultados. No hay presión exterior, menos distracciones y cero espacios para retrasos.

Obtiene todo el crédito

Si es del tipo competitivo, es posible que esté más preparado para trabajar de forma independiente. No solo las cosas salen a su manera, sino que también se atribuye todo el mérito por cualquier tarea o proyecto en el que esté trabajando.

Cuando se trabaja como parte de un equipo, existe el caso problemático de que otros se atribuyan o compartan el crédito por sus logros, cuando se esfuerzan mucho menos. Pero ir solo le permite brillar a usted y solo a usted. Más aún, su autoestima y satisfacción laboral mejoran cuando sus esfuerzos son aplaudidos y apreciados. Esto aumenta la motivación y la productividad en el lugar de trabajo. 

Los contras de trabajar de forma independiente

Hay menos trabajo en equipo

Algunos expertos sostienen que “los humanos somos animales de carga. Estamos diseñados para interactuar, comunicar y verbalizar nuestros sentimientos”. De acuerdo a esto, trabajar individualmente con claridad no siempre es la mejor opción.

El trabajo en equipo fomenta la comunicación, genera confianza y respeto por los demás y aumenta las habilidades para resolver problemas. Colaborar con otros les permite motivarse unos a otros y adoptar las habilidades básicas de socialización. De hecho, otro beneficio del trabajo en equipo es que fomenta una cultura empresarial saludable.

Hay menos creatividad

Si bien trabajar de forma independiente nos empuja a encontrar nuestra propia creatividad, probablemente no sea tan beneficioso como trabajar en equipo. Es posible que sufra de bloqueo mental y tenga una limitación en las ideas, dejándolo en una monotonía.

El trabajo en equipo, por otro lado, le permite compartir ideas y escuchar otras opiniones. Hacer una lluvia de ideas y escuchar diferentes perspectivas permite la inspiración y el ingenio.

Trabajar solo en un proyecto también significa menos habilidades. No importa qué tan calificada o experimentada sea una persona, es probable que no tenga todas las habilidades necesarias para un trabajo. El trabajo en grupo, por otro lado, permite que personas con diferentes habilidades y cualidades contribuyan, impulsando resultados más fuertes, efectivos y únicos.

Genera más estrés

Claro, trabajar de forma independiente le da más libertad y eficiencia, pero con esto viene el estrés. Operar solo significa asumir todo el trabajo usted mismo.

Trabajar de forma independiente
Imagen en Pixabay

En este sentido, no puede delegar diferentes tareas a otros miembros del equipo y debe asegurarse de que todas las responsabilidades se cumplan para cuando llegue la fecha límite. Si llega tarde a un trabajo, no hay nadie más a quien acudir, y apresurarse para evitar retrasos ciertamente puede aumentar los niveles de estrés. Menos ayuda también equivale a más estrés.

Cuando trabajas solo, solo puedes confiar en ti mismo. Debes resolver los problemas por ti mismo y terminar las tareas difíciles por tu cuenta. Pero formar parte de un equipo te ofrece apoyo y consejos de otros, lo que en última instancia acelera las cosas y disminuye la ansiedad en el lugar de trabajo.

Es más aburrido

Uno de los principales beneficios de trabajar en equipo es la oportunidad de socializar y disfrutar del trabajo. La risa, el apoyo y el estímulo del equipo pueden ser de gran ayuda en el lugar de trabajo. Genera motivación y un entorno de trabajo más feliz en general.

Sin embargo, trabajar de forma independiente le quita estos beneficios. Es probable que se aburra y se sienta solo con el tiempo, sin importar lo ocupado que esté su flujo de trabajo.

Si le gusta interactuar con los demás y disfruta de un lugar de trabajo lleno de energía, entonces trabajar de forma independiente no es para usted. Puede volverse silencioso, solitario e increíblemente monótono.

La responsabilidad es solo suya

Operar solo significa tener que asumir la responsabilidad total por cualquier error, falla y desliz. Sin embargo, cuando hay otros en un equipo, la culpa no es completamente suya.

Si bien asumir toda la culpa y reconocer sus errores puede ser positivo para el crecimiento y la autoconciencia, también es bastante presionante y estresante. Compartir los errores con los demás le pone menos presión, mientras que el apoyo mutuo ayuda a reducir los errores la próxima vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *