Cómo concentrarse en la oficina y maximizar su productividad

Concentrarse en la oficina

Concentrarse en la oficina es primordial para pensar con claridad, resolver problemas, tomar decisiones o recordar cosas de manera eficaz. Estar concentrado es importante, pero mantenerse enfocado en una tarea es cada vez más difícil. Una serie de factores puede sacarlo de lo que esté haciendo en cualquier momento.

Lo más lamentable es que cada vez que nuestra mente se distrae del trabajo, perdemos tiempo y energía para volver a enfocarnos en lo que estábamos haciendo. Un estudio reciente de la Universidad de California calculó que las personas tardaron un promedio de 25 minutos y 26 segundos en volver al trabajo después de una interrupción. Esto significa que cada vez que algo distrae tu atención de tu trabajo, pierdes casi media hora de tu valioso tiempo.

Si quiere saber cómo puede concentrarse en la oficina, ¡siga leyendo! Aquí le diremos por qué es tan difícil mantenerse concentrado y cómo concentrarse para reducir las distracciones y ser más productivo.

¿Por qué no es tan difícil concentrarse en la oficina?

Veamos algunos de los factores que se interpone en el camino para mantener la concentración:

Estar físicamente incapacitado

Todo es más difícil cuando estamos enfermos o cansados, y si no hemos dormido lo suficiente, es probable que nuestra mente divague.

Por otro lado, el cuerpo humano está destinado a estar en movimiento, pero muchos de nosotros llevamos estilos de vida sedentarios. No hacer suficiente ejercicio es otra razón común por la que puede perder la concentración rápidamente.

Lo que come y bebe también puede jugar un papel importante en su capacidad para adaptarse a su trabajo. Empiece por mantenerse adecuadamente hidratado. Aproximadamente el 60% de su cuerpo es agua, por lo que, si está deshidratado, se sentirá lento y su cerebro no podrá funcionar tan bien.

Un cerebro emocional

Sabemos lo difícil que puede ser saber cómo concentrarnos cuando estamos preocupado por otra cosa. Nuestro sistema límbico, el epicentro de todas, las emociones y recuerdos, adjunta sentimientos a todo.

La forma en que se siente acerca de su trabajo puede destruir su productividad y concentración si tiene un punto de vista negativo. Vale la pena tomarse un tiempo para conocerse a sí mismo, de modo que pueda descubrir qué desencadena las reacciones emocionales y la pérdida de concentración.

Demasiadas distracciones

La tecnología es asombrosa, pero pueden ser un arma de doble filo. Mientras trabajamos, las llamadas telefónicas, los mensajes de texto, los correos electrónicos y las notificaciones de las redes sociales amenazan con descarrilarnos de nuestro enfoque.

Las multitareas

Es probable que pensemos que estamos siendo más eficiente cuando realizamos múltiples tareas, pero solo alrededor del 2% de la población puede realizar múltiples tareas de manera efectiva.

Los cerebros humanos no están diseñados para realizar el tipo de mezcla cognitiva que requiere la multitarea. Las personas terminan con una acumulación desagradable de «residuos de atención» cuando cambian de tarea, por lo que debe evitarse cuando desee aprender a concentrarse.

Los efectos del residuo de atención lo vivenciamos cuando estamos distraídos pensando en otra cosa que tenemos que hacer mientras trabajamos en otro proyecto, a muchos por lo menos una vez nos ha pasado.

La multitarea puede hacer que nos desempeñemos como si hubiéramos perdido de 10 a 15 puntos en su puntaje de coeficiente intelectual. No importa qué tan inteligente seamos, eso es una caída significativa en nuestra efectividad.

Cómo concentrarse la oficina

Reserve tiempo para el trabajo ininterrumpido

Asegúrese de programar un tiempo importante para usted en el que pueda concentrarse en sus tareas en un silencio ininterrumpido y haga saber a la gente que responde a menos que sea absolutamente necesario. Piense en esto como programar una reunión con usted mismo y trátelo de la misma manera que lo haría al programar una reunión con otras personas.

Procesamiento por lotes de correo electrónico

Los correos electrónicos pueden llegar a nuestra bandeja de entrada continuamente a lo largo del día y es tentador responderlos cuando los recibimos. De manera similar a bloquear un tiempo específico para concentrarse, reserve tiempo para tratar los correos electrónicos de una sola vez.

Hacer esto creará más productividad y lo mantendrá en el flujo de lidiar con los correos electrónicos uno tras otro.

Haga de la tecnología una herramienta útil

Utilice las opciones de desactivación que le brinda cuando desee aprender a concentrarse. Desactive las alertas de correo electrónico y las notificaciones de aplicaciones, configure su teléfono para que vaya directamente al correo de voz e incluso cree respuestas automáticas a los mensajes de texto entrantes.

También hay algunas aplicaciones realmente interesantes que te animan a ser más productivo y menos distraído con tu teléfono.

Programe un tiempo de distracción

Tan importante como programar el tiempo de concentración es programar el tiempo de distracción para tomar un descanso del trabajo. La capacidad de atención promedio de un adulto es de entre 15 y 40 minutos. Después de esto, las distracciones se vuelven más poderosas y prestar atención se vuelve más difícil. Por lo tanto, aunque tomarse un breve descanso puede parecer improductivo, a la larga hace que el cerebro sea más eficiente para realizar una tarea.

Anticípese a sus necesidades internas

Podemos pensar que son las distracciones externas las que nos hacen ser improductivos, pero en realidad el 44% de las distracciones son internas. El hambre, el aburrimiento, el estrés y la falta de sueño probablemente hayan influido muchas veces en su falta de motivación.

La buena noticia es que puede controlar estos factores si comprende sus patrones y planifica con anticipación para eliminar las distracciones. Observe cuándo comienza a sentirse somnoliento, hambriento o aburrido.

Tomar nota de estos patrones y contrarrestarlos es una excelente manera de distraerse menos con ellos.

Practique la atención plena

La meditación de atención plena entrena nuestra mente para identificar los pensamientos que surgen a lo largo del día. Cuando se trata de distracciones, comprender y notar estos momentos puede ayudarlo a lidiar con ellos más rápidamente y aumentar su capacidad de atención.

La práctica de la meditación y la atención plena se puede realizar en cualquier momento. Mientras come su comida, observe el sabor, la textura y cómo se ve y se siente. Cuando lea, asimile cada palabra, o mientras camina, observe cómo se siente su cuerpo y los detalles de su entorno.

Haga ejercicio con regularidad

El ejercicio no solo es bueno para el cuerpo, sino que también es bueno para el cerebro. El ejercicio físico activa las neuronas del cerebro, haciéndolo más alerta y dispuesto a concentrarse. Esto significa que aumenta su capacidad para ignorar las distracciones y continuar con la tarea en cuestión, lo que lo convierte en un complemento perfecto para su rutina cuando desea aprender a concentrarse en la oficina.

Ahora sabe por qué es difícil mantenerse concentrado y qué pasos puede tomar para mantenerse concentrado y desarrollar su capacidad de concentración.

Empiece por atender sus necesidades emocionales y de salud física. Identifique lo que lo distrae y compartimente tareas como administrar el correo electrónico durante momentos específicos de su día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *