Cultura empresarial divertida y positiva, ¿cómo crearla?

Crear una cultura empresarial divertida y positiva es fundamental en cualquier oficina. Cuando las personas se divierten tienen una mejor actitud y pueden hacer mejor su trabajo.

Desde celebrar las grandes cosas hasta disfrutar las pequeñas, construir una cultura empresarial divertida, sólida y positiva que inspire tanto el trabajo en equipo es muy beneficiosa y no requiere grandes ingresos. SI quiere saber cómo construir una cultura feliz en su empresa, ¡siga leyendo! Aquí le daremos algunos consejos para conseguirlo.

Consejos para lograr una cultura empresarial divertida y positiva

Reconocer hitos y logros

Hacerles saber a las personas que son importantes es uno de los componentes más importantes de una cultura próspera al estilo conserje. Cuando los empleados se sienten como engranajes sin sentido, es poco probable que su trabajo les importe y pronto buscan un trabajo que sea interesante y satisfactorio.

Honrar los logros y los hitos mejora la moral al alentar a la persona a reconocer y mostrar a los miembros del equipo que los eventos importantes se notan y elogian en el lugar de trabajo. Una forma fácil es celebrar el cumpleaños de cada empleado con un postre especial. Otra estrategia que puede funcionar es celebrar aniversarios de trabajo dándoles a los empleados un regalo personalizado, les hace sentir especial.

Realizar reuniones que los empleados esperan con ansias

Muchas empresas con una cultura empresarial divertida y positiva tienen una reunión cada semana para elogiar las victorias, discutir ideas y explorar formas en las que pueden seguir mejorando los servicios. De esta manera se aseguran de que la comunicación con los empleados sea transparente para que estos puedan participar en debates que ayuden a la empresa a crecer.

Los empleados esperan estas reuniones como un momento para reunirse y aprender qué está pasando. Para fomentar esa cultura empresarial divertida y que los empleados están impacientes por estas reuniones, es incorporar un elemento que les guste, como la ¡comida gratis! Algunas empresas, antes de cada reunión, prepara un bufé para todos o disfrutan de un almuerzo en algunos de los lugares favoritos de comida local.

Implementar la “hora feliz”

Grandes empresas han instituido “happy hours” (horas felices) regulares en la oficina, invitando a los empleados a tomar algo mientras terminan su jornada laboral. Algunas empresas incluso ofrecen un suministro ilimitado de bebidas para adultos, lo que demuestra a sus empleados que confían en que no abusarán del privilegio. Del mismo modo, las reuniones de la hora feliz fuera de la oficina les dan a los compañeros de trabajo la oportunidad de vincularse mientras desahogan algo.

Tiempo de juego

Las mesas de billar y los aros de baloncesto pueden parecer distracciones, pero algunas empresas han reconocido su utilidad como impulsores de la creatividad. Las sesiones de lluvia de ideas adquieren un nuevo nivel de emoción en un juego competitivo de ping-pong, y los trabajadores que se encuentran atrapados en un proyecto a menudo se benefician de unos minutos lejos de su escritorio para jugar. Estas actividades también alientan a los empleados a quedarse y socializar con sus compañeros de trabajo después de las 5 pm, en lugar de salir corriendo.

Crea espacios de trabajo divertidos

Y que los empleados pasan la mayor parte del tiempo en el trabajo, una b uena estrategia de cultura empresarial divertida y positiva puede ser hacer que su lugar trabajo de refleje lo que los hace felices. Para ello se puede animar a los miembros de su equipo a expresar sus personalidades en sus espacios de trabajo o proponer un divertido desafío de decoración para la oficina. Esto puede estimular la creatividad y también desarrollar un ambiente más relajado.

También es muy favorable, crear atractivas salas de descanso o áreas de colaboración dentro de la oficina. Esta es una excelente manera de fomentar la inventiva y unir al equipo. Google es una más de las empresas más conocida ha adoptado esta mentalidad. En muchas oficinas, hay bicicletas y scooters disponibles para viajar entre reuniones, y los espacios comunes están llenos de futbolín, mesas de billar y videojuegos.

Si bien es posible que el presupuesto no permita incorporar tantas atracciones, hay muchas opciones más económicas que aún pueden hacer que su espacio de trabajo sea único. Puede configurar un juego de mesa rápido en la sala de descanso o colocar una consola de videojuego y organizar un campeonato una vez al mes.

Planificar salidas en equipo

Permitir que el equipo se vincule fuera del lugar de trabajo ayuda a que todos se conozcan a un nivel más personal. Esta es una oportunidad que no siempre se presenta durante la rutina diaria. Todo el mundo necesita un escape de vez en cuando. La planificación de eventos de la empresa le da al equipo algo que esperar.

Las salidas grupales pueden ser tan simples como un club de desayuno mensual, inscribirse en un equipo de voleibol o salir a la hora feliz una vez al mes. Incluso puede asignar uno o dos miembros del equipo para planificar la actividad cada mes, lo que ayudará a garantizar que las actividades grupales se consideren divertidas y no impuestas por el jefe.

Reunir al equipo fuera de la oficina en un ambiente informal facilita que las personas se conozcan y formen nuevos recuerdos mientras se divierten. Las excursiones no tienen por qué arruinar el banco, solo ser algo en lo que todos estén interesados.

Hay empresas que participan en torneos de golf o fútbol, carreras benéficas, incluso participan en actividades como desafíos que incluye trekking, kayak, ciclismo y más. Esto les enseña instantáneamente a los empleados lecciones valiosas sobre el trabajo en equipo y les permite construir relaciones sólidas fuera de la oficina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *