La técnica Pomodoro para mejorar la productividad

Concentrarse en el trabajo no siempre es lo más fácil de hacer. Por suerte, existen métodos que pueden ayudarnos a mantenernos constantemente productivos durante todo el día. Uno de estos es la técnica Pomodoro, la cual es una alternativa que nos permite mejorar la productividad.

Este es una especie de temporizador, que a través de sencillos pasos nos permite concentrarnos en las tareas que debemos realizar. ¿Quiere conocer más sobre esta técnica? ¡Siga leyendo! Aquí le diremos todo lo que necesita saber, desde cómo ponerlo en práctica hasta sus grandes beneficios.

Primero, ¿qué son los temporizadores de productividad?

Los temporizadores de productividad son herramientas que pueden ayudar a mantener la concentración cuando resulta difícil hacerlo, ya sea por distracciones externas o por nuestra poca capacidad de enfocarnos en una tarea. Entre los mejores temporizadores de productividad que existen está la técnica o método Pomodoro. Esta es una técnica probada y verdadera que puede ayudar a bloquear las distracciones y cumplir el trabajo satisfactoriamente sin pérdidas de tiempo.

Técnica pomodoro
Imagen en Pixabay

¿Qué es la Técnica Pomodoro?

La Técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo creado por Francesco Cirillo. en la década de 1990. Esta se enfatiza en la sincronización del trabajo y los descansos. El nombre deriva de la palabra tomate en italiano, debido a que su creador utilizaba un temporizador de cocina en forma de tomate para cronometrarse cuando estudiaba durante su tiempo en la universidad.

Según este método se debe trabajar en intervalos de 25 minutos, conocidos como pomodoros, mientras nos concentramos en una sola cosa. Después de cada pomodoro, se debe tomar un descanso de 5 minutos y luego se repite el proceso. Después de completar 4 pomodoros (intervalos de trabajo de 25 minutos), se puede tomar descansos más largos de 15 a 30 minutos.

Este método funciona bien como temporizador de productividad porque nos obliga a concentrarnos en una cosa a la vez. También es eficaz porque establece una meta que es realmente alcanzable. Los intervalos de 25 minutos que se espera que trabajemos y que nos abstengamos de distraernos es un objetivo totalmente realista.

Pasos a seguir para poner en práctica la técnica Pomodoro

1. Elija una tarea. Recuerde que solo puede concentrarse en una cosa, así que priorice en consecuencia.

2. Configure su temporizador en 25 minutos. Simplemente puede usar el temporizador en su teléfono o puede llevarlo a un nivel superior y conseguir un temporizador de cocina con forma de tomate, ¡sería genial!

3. Trabaje en la tarea seleccionada. Durante los próximos 25 minutos, apague las distracciones y sumérjase completamente en lo que está frente a usted.

4.  Cuando escuche que el temporizador se apaga, deje de trabajar y ponga una marca de verificación en una hoja de papel.

5.  Tómese un breve descanso. ¡Asegúrese de que no exceda los 5 minutos!

6. Después de tener 4 marcas de verificación en su hoja de papel, puede tomar un descanso más largo de aproximadamente 15 a 30 minutos.

Después de eso, reinicie su conteo y repita los pasos 1 a 5 hasta que llegue a otras 4 marcas de verificación donde puede tomar otro descanso más largo.

¿Por qué la técnica Pomodoro ayuda a mejorar la productividad?

Veamos algunas razones por las que la Técnica Pomodoro es un excelente temporizador de productividad:

Potencia su enfoque

La Técnica Pomodoro es ideal para entrenarse a sí mismo para bloquear las distracciones y concentrarse en una cosa a la vez. Al repetir el método una y otra vez, se puede aumentar los niveles de concentración y aprovechar sus habilidades de pensamiento profundo.

Permite gestionar las expectativas

Debido a que se puede medir el tiempo que le lleva completar las tareas con mayor precisión, el uso de este método puede ayudar a manejar las expectativas.

Ayuda a conocer el valor del tiempo

Si es independiente la Técnica Pomodoro es una buena manera de realizar un seguimiento del tiempo que dedica a su trabajo. De esta manera puede establecer una que refleje verdaderamente el trabajo que realiza.

Favorece su bienestar

La mayoría de las personas que implementan el método Pomodoro son aquellas que están atadas a un escritorio, ya sea trabajando en una oficina o desde casa. Debido a que esta técnica recomienda tomar descansos regulares, puede reducir sus posibilidades de fatiga. Brinda la oportunidad de revitalizar la mente y prepararse para la próxima sesión de concentración.

Permite realmente lograr metas

La razón por la que tanta gente confía en este temporizador de productividad es porque ofrece un objetivo realista y alcanzable. A diferencia de otras técnicas que existen, el éxito de este método en particular se reduce a su simplicidad y practicidad.

Cosas que puede hacer durante las pausas

Ahora que comprende cómo funciona la Técnica Pomodoro y sus beneficios, es el momento de saber cómo hacer un buen uso de los descansos. Veamos algunas cosas que puede hacer durante los descansos:

Beber agua

Mantenerse hidratado no es solo una de las cosas más importantes que puede hacer por su salud, sino que también puede tener un gran efecto en su enfoque y concentración. Un estudio realizado por la Universidad de East London en 2013 descubrió que el agua potable puede aumentar su productividad en un 14%.

Mueva su cuerpo

Aproveche el tiempo entre los Pomodoros para levantarse y mover su cuerpo. Ya sea que se trate simplemente de caminar hacia el baño o de levantarse de la silla y hacer un par de estiramientos, es vital que retire la vista de la pantalla de vez en cuando y se mantenga activo durante todo el día.

Salga

Si tiene la oportunidad de salir, tomar un poco de aire fresco es una excelente manera de pasar sus descansos. Las investigaciones han demostrado que el aire fresco juega un papel importante en el mantenimiento de su salud, ya que puede reducir las posibilidades de enfermarse e infectarse.

Si bien esto puede no funcionar bien en los descansos de 5 minutos, definitivamente es factible en los descansos más largos.

4. Haga algunas tareas

Si está trabajando desde casa, puede dedicar su tiempo durante los descansos del temporizador de productividad para completar algunas tareas rápidas.

Sacar la basura, revisar el buzón o lavar los platos son algunos ejemplos de cosas que le permiten hacer algo productivo durante sus descansos.

5. Revise su teléfono

Debido a que se ha concentrado únicamente en su trabajo durante los Pomodoros, los descansos intermedios son una gran oportunidad para revisar su teléfono o correo electrónico para ver si ha recibido algún mensaje importante.

Es importante que evite participar en las redes sociales, ya que puede ser complicado volver al ritmo de la concentración después de que se acabe el tiempo de descanso.

Sin ligar a dudas, la Técnica Pomodoro es el mejor temporizador de productividad porque nos alienta a ser productivo constantemente durante todo el día a través de un enfoque práctico. El objetivo por el que nos pide que esforzarnos es realista y factible para casi cualquier persona que quiera intentarlo.

Ser capaz de eliminar las distracciones y mantenerse concentrado mientras trabaja, es una gran habilidad que debe poseer. Como cualquier otra habilidad, para sobresalir en ella tienes que practicarla y desarrollarla, y la Técnica Pomodoro le ofrece una buena forma de hacerlo. ¡Practíquelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *