Hábitos matutinos para tener un día productivo en la oficina

Hábitos matutinos

Ya seamos conscientes o no de ello, la mayoría de nosotros tenemos hábitos matutinos que repetimos a diario. Sin embargo, a veces no notamos que la forma en que empecemos la mañana también marcará el tono de todo lo que sigue. Razón por la cual nuestras mañanas se convierten en una parte esencial de nuestro día. Así que antes de empezar oficialmente nuestra jornada, si queremos tener más energía, concentración y ser más productivos, entonces son varios los hábitos que debemos adoptar.

Pensando en ello y cómo puede maximizar sus mañanas para asegurarse de aprovechar al máximo su día, aquí le traemos 10 hábitos matutinos que harán que su día comience de la mejor manera posible.

1. Conviértase en una persona mañanera

La investigación publicada en el Journal of Applied Social Psychology sugiere que las personas matutinas son en realidad más proactivas que los noctámbulos en términos de su disposición general para actuar. El estudio también encontró que las personas que tenían solo una pequeña diferencia en la hora de despertarse entre los días de semana y los fines de semana eran más proactivas; es decir, aquellos que se levantan aproximadamente a la misma hora todos los días tienden a ser más proactivos.

¿No eres una persona mañanera por naturaleza? Si bien los ritmos circadianos naturales ciertamente afectan la energía que se siente por la mañana, irse a la cama más temprano e instituir una rutina matutina agradable puede hacer que las mañanas sean un poco más apetecibles.

2. Prepare la noche anterior.

Aunque pudiéramos pensar que todos los hábitos matutinos ocurren en las mañanas. Estas pueden ser caóticas en el mejor de los casos, por lo que un poco de planificación adicional la noche anterior puede ayudar mucho a minimizar el estrés matutino. Algunas formas de hacerlo pueden ser configurar el temporizador de la cafetera, preparar desayunos o almuerzos con anticipación y tener su computadora portátil y su maletín listos y esperando junto a la puerta.

3. Tome un desayuno rico en proteínas.

Ya sea que usted sea una «persona que desayuna» o no, esa primera comida del día es uno de los hábitos matutinos más importantes si queremos prepararnos para una mañana productiva. Recuerde que su cuerpo ha estado ayunando durante las últimas siete u ocho horas, y reactivar su sistema con un desayuno rico en proteínas puede ayudarlo. Algunas opciones rápidas y sencillas llenas de proteínas que incluso las personas que no desayunan pueden soportar incluyen requesón, almendras, huevos, batidos de proteínas y yogur griego.

4. Empiece el día con una mentalidad proactiva.

¿Generalmente cree que tiene el control de su propio éxito? Las personas que tienen un fuerte locus de control interno creen y esperan tener control sobre su propio destino. Comenzar el día con la expectativa de que lo que hace es importante le dará la mejor oportunidad de comenzar de manera productiva.

5. Resista la tentación de dejar que su correo electrónico lo posea.

La mayoría de nosotros somos culpables de revisar el correo electrónico antes de que nuestros pies hayan tocado el suelo por la mañana. El problema es que esto a menudo nos hace tener un mal comienzo: responder y reaccionar a las agendas de otras personas en lugar de establecer nuestro propio rumbo para el día. Resista la tentación de dejar que otros dicten su horario y espere hasta que esté en la oficina para revisar su correo electrónico y cuentas de redes sociales.

6. Haga ejercicio cerca del comienzo del día.

Investigadores de la Universidad de Bristol han descubierto que las personas que hacen ejercicio durante la jornada laboral reportan un mejor estado de ánimo y una mayor capacidad para hacer frente a las demandas del trabajo.

Joe Coulson, uno de los investigadores detrás del estudio, escribe: «En general, es bien sabido ahora que hay muchos beneficios para la salud física y mental que pueden obtenerse del ejercicio regular. Si las personas intentan incluir un descanso activo en su día de trabajo, también pueden experimentar la ventaja adicional de sentirse mucho más productivos durante todo el día «.

Si ya tiene una rutina de ejercicios regular, intente moverla al comienzo del día. Hacer ejercicio antes del trabajo puede mejorar su estado de ánimo y aumentar sus niveles de productividad durante el resto del día.

7. Pase algún tiempo en silencio.

Meditación, oración, yoga, tiempo de tranquilidad: todas estas son excelentes prácticas que pueden hacer que su día comience de la mejor manera. Pasar de 15 a 30 minutos en silencio, ya sea haciendo meditación estructurada o simplemente sentado en silencio con una taza de café contemplando el día, puede ampliar su perspectiva y brindarle una perspectiva más tranquila y proactiva del día.

8. Escriba una lista de tareas pendientes (pero sea breve).

Comenzar el día con una lista priorizada de tareas, acciones y objetivos puede ayudarlo a tomar decisiones más productivas a lo largo del día. En una entrevista reciente, Amy Dalton, investigadora detrás de un estudio sobre el establecimiento de objetivos titulado «Demasiado bueno: los beneficios de las intenciones de implementación dependen del número de objetivos», enfatiza la importancia de mantener su lista de objetivos breve.

Según señala: «Si tiene seis cosas que hacer hoy, todas de alta prioridad, y se sienta y comienza a planificar todo en detalle, rápidamente se da cuenta de lo difícil que será hacerlo todo … Se siente abrumado y, porque no crea que puede lograrlo todo, está menos comprometido. Por el contrario, las personas que no forman planes específicos tienen más probabilidades de creer que pueden lograrlo todo «.

9. Llegue a la oficina a una hora determinada todos los días.

Como propietario de un negocio, puede ser fácil jugar rápido y relajado con sus horas de oficina. Esto es particularmente cierto si trabaja desde casa sin la responsabilidad de sus compañeros de oficina. Establezca una hora en la que comenzará la jornada laboral y luego manténgase firme.

En su libro  Willpower: Rediscovering the Greatest Human Strength , Roy Baumeister sugiere que la fuerza de voluntad se erosiona a lo largo del día, lo que significa que es más probable que tengas una determinación sólida por la mañana. No pierda este valioso tiempo posponiendo la jornada laboral más de lo necesario.

No descarte la importancia de una rutina matutina productiva. Tener un buen comienzo puede significar la diferencia entre un comienzo enérgico y proactivo y arrastrar los pies al día.

10. Preparar café

Quizás la mayoría de las personas está de acuerdo en que uno de los mejores hábitos matutinos que podemos tener para comenzar la mañana, es preparar una taza de café. Ya que se trata de una bebida que aumenta el estado de alerta mental, la atención, la concentración y nos brinda la energía para comenzar el día. Ademas, de que tiene algunos beneficios para nuestra salud a largo plazo, incluida la pérdida de peso, el apoyo a la salud del corazón y al cerebro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *