8 Formas efectivas de mantenerse concentrado en la oficina

Mantenerse concentrado en la oficina

Ya sea que trabajemos en una oficina en casa o fuera de ella, mantenerse concentrado es esencial para ser productivo y eficiente en nuestro día a día. Sin embargo, para muchos resulta un verdadero desafío encontrar la forma de mantenerse concentrados, sobre todo cuando suceden muchas cosas a su alrededor. Todos sabemos que existe una variedad de factores que influyen en nuestra perdida de concentración, entre ellos nuestros malos hábitos, las distracciones, compañeros molestos o la falta de planificación, solo por nombrar algunos.

No obstante, el problema es que no existe la posibilidad de excluir al mundo mientras estamos ocupados en nuestro trabajo. Así que mantenerse concentrado es una decisión que está en nuestras manos. Solo debemos encontrar las técnicas adecuadas, conocer nuestras prioridades y ceñirnos a ellas.

Si usted es de los que se distrae fácilmente o le resulta difícil concentrarse en el trabajo, entonces los siguientes consejos son para usted.

1. Organice su estación de trabajo

Nuestro cerebro puede ser influenciado de manera directa por aquello que tenemos en frente o a nuestro lado. Por lo tanto, el hecho de tener demasiadas cosas al alcance de la mano o encima del escritorio, para muchos puede representar una distracción. Así que, para mantenerse concentrado en la oficina, lo recomendable es que tenga en su escritorio solo aquellas cosas que necesita cuidadosamente ordenadas. Manteniendo igualmente guardado el resto de sus cosas en un cajón o estantes del escritorio.

Recuerde que su escritorio es un reflejo de sus hábitos y personalidad, y si se encuentra desordenado le llevará a sentirse distraído y perdido todo el día. como un buen habito reserve cinco minutos cada mañana para ordenar antes de sentarse a trabajar.

2. Cree un plan de trabajo

Sin duda alguna, entre las principales causas de nuestra perdida de concentración esta la falta de un plan de trabajo. Así que para domar nuestra mente y mantener el enfoque en todo momento, estructurar nuestra jornada laboral es un gran ejercicio. De esta manera sabremos exactamente lo que tenemos que hacer, cuando lo debemos hacer y qué es lo que debemos lograr al final del día.

En este sentido, las primeras horas del día suelen las más productivas debido a los altos niveles de energía. Así que, para aprovecharlas, antes de comenzar a trabajar, tómese el tiempo para definir las tareas más importantes que debe lograr al final del día.

Además de priorizar, esto le permitirá identificar las tareas que requieren mayor atención o niveles de energía más altos, las cuales se deben realizar a primera hora. Por supuesto en el siguiente nivel de prioridad realizaremos las menos urgentes y luego terminaremos nuestra jornada con las tareas de rutina que nos parezcan aburridas.

Pruebe varios métodos para determinar cuál funciona mejor para usted, ya sea por listas de tareas pendientes, por horario de trabajo o cualquier otro método diferente. Pero no olvide planificar también sus descansos, ya que nuestro cerebro también necesita un poco de tiempo para recuperarse.

3. Concéntrese en una tarea a la vez

La multitarea es generalmente uno de los principales responsables de la falta de enfoque y concentración en el trabajo. Si bien muchos creemos que somos capaces de hacer varias cosas a la vez, pero la realidad es que no todos nacemos con habilidades para realizar múltiples tareas. Por lo cual, cambiar constantemente entre tareas reduce considerablemente nuestras posibilidades de completar alguna de ellas a su debido tiempo. Haciendo que, en lugar de ahorrar tiempo, terminemos perdiéndolo y cometiendo algunos errores.

Para evitar este error y mantenerse concentrado, lo mejor es tomar una tarea a la vez, ya que nos permite completarla con mayores niveles de precisión y eficiencia. Lo que en consecuencia nos lleva a ser más productivos.

4. Manténgase alejado de las redes sociales

Mientras trabajamos en tareas exigentes es perfectamente entendible que nuestro cerebro tienda a cansarse. Allí es cuando muchos de nosotros recurrimos a las redes sociales para distraernos y descansar la mente. Sin embargo, el error es que también existe la tendencia de que nos quedemos más tiempo de lo planeado, ya que siempre hay algo nuevo e interesante que ver. Algo que termina agotando la energía de nuestro cerebro y perturbando nuestra mente al tener que procesar demasiada información.

Para evitar esto y mantenerse concentrado en la oficina, la clave del éxito está en tener la disciplina de revisar las redes sociales solo cuando tenga minutos adicionales libres. Pero si usted no puede concentrarse debido a las redes sociales, una recomendación que le puede ayudar a resistir la tentación es agregar estos sitios a su lista de sitios web bloqueados.

De igual forma es recomendable mantener su teléfono fuera de la vista, ya que es menos probable que lo revise si no lo tiene cerca. Pero al hacerlo no olvide desactivar las notificaciones de correo electrónico, mensajes de Facebook y otras aplicaciones irrelevantes que le envían notificaciones con regularidad. Adquiera el hábito de revisar su teléfono de vez en cuando para ver si alguien ha intentado comunicarse con usted.

5. Tome descansos breves

A veces, cuando ya no puede concentrarse en una tarea, lo mejor que puede hacer es tomar un descanso. Nuestros cerebros no están diseñados para retener la atención durante muchas horas. Además, sentarse en su escritorio mirando la pantalla durante mucho tiempo puede provocar letargo, fatiga y dolor de cabeza. Por eso es recomendable tomar pequeños descansos después de cada 60 minutos de trabajo continuo.

6. Bloquee el ruido

Es imposible que todos en la oficina trabajen en completo silencio. Es natural que las personas necesiten discutir algunos asuntos importantes entre sí. Pero todo este balbuceo puede volverse aburrido con bastante rapidez.

La forma más fácil de bloquear los sonidos que distraen es escuchar música, invierta en auriculares con cancelación de ruido. Los tapones para los oídos también funcionan, pero hay un beneficio adicional al usar audífonos. Transmite el mensaje de que desea no distraerse, lo que hace que los demás le den más espacio personal.

7. Escuche la música adecuada

Esto podría ser una sorpresa para muchos. Sin embargo, es posible que no produzca los mismos resultados para uno que para muchos. Escuchar cierto tipo de música puede aumentar su concentración en el trabajo. Un artículo publicado recientemente afirmó que la música de fondo tiene el poder de alterar el estado de ánimo del oyente.

Para ser un poco específico, se mencionó que escuchar música positiva y con tempos lentos en realidad podría mejorar su desempeño. No estará mal decir que escuchar música de fondo ayuda a mejorar la concentración, bloquea las distracciones e incluso hace que una tarea tediosa sea más agradable. Pruébelo para ver si le funciona o no.

8. Menos café, más agua

Puede parecer contradictorio limitar su consumo de café mientras trabaja. Después de todo, se supone que te proporcionará energía extra. Pero hay otra cara de la historia: demasiado café puede cansarlo. Beber demasiada cafeína puede provocar mareos e insomnio, lo que le dificultará mantenerse concentrado.

Intente reemplazar algunas de sus tazas de café diarias con agua para mantener su cuerpo hidratado y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *