Lugares de la oficina que esconden más gérmenes

Gérmenes Polvo Teclado Oficina

Aunque muchos de nosotros no parecemos darnos cuenta, el contacto con los gérmenes es inevitable y muchos lugares están llenos de ellos. Por supuesto nuestros entornos de trabajo y particularmente las oficinas no son la excepción, y podríamos decir que literalmente están cubiertas de gérmenes y bacterias.

Lo peor de todo es que existen ciertos gérmenes que pueden vivir durante semanas en determinadas superficies. Pero además de ello, cuando un empleado está enfermo solo se necesitan cuatro horas para que los gérmenes se puedan propagar a las distintas superficies alrededor de la oficina. Por lo que es realmente importante tratar de mantener limpia la oficina, especialmente el área de alimentación. Ya que, si llegamos a tocar cualquier superficie que pueda estar contaminada, lo más probable es que terminemos enfermemos.

Si bien no todos los gérmenes son malos y hay ciertas bacterias sin las cuales nuestros cuerpos no pueden funcionar. Desafortunadamente no todos los gérmenes en nuestra oficina son saludables. Si desea saber cuáles los principales lugares donde esos gérmenes les gusta esconderse y cómo puede evitar que le enfermen. Tome su desinfectante de manos y acompáñenos a descubrirlo.

Lugares de la oficina que esconden más gérmenes

Su teléfono

Ya sea que su teléfono de escritorio sea para su uso personal o que lo utilicen varios de sus colegas, la manija, los botones y el receptor pueden contener más de 25,000 gérmenes por pulgada cuadrada. Así que limpiarlo regularmente con toallitas desinfectantes es una buena idea.

¿No tiene un teléfono de escritorio? Su teléfono celular es aún peor, con diez veces más bacterias que la mayoría de los inodoros. Llevamos nuestros teléfonos móviles a todas partes con nosotros, pero tendemos a omitirlos durante nuestros regímenes regulares de limpieza.

Por su parte, cuando lo limpie su smartphone, asegúrese de evitar las toallitas antibacterianas y los desinfectantes, ya que son abrasivos y pueden rayar la pantalla. En su lugar, pruebe con un paño sin pelusa y use una solución de alcohol diluido.

Botones de ascensor

Innumerables personas usan los ascensores en su edificio todos los días, lo que les da a los gérmenes un lugar perfecto para acumularse. Las áreas más llenas de gérmenes y bacterias del ascensor son los botones. Si ve a un compañero de trabajo presionando el botón del primer piso con el codo, podría ser para eliminar la propagación de gérmenes, no solo porque sus manos están ocupadas.

Tazas de café

¿Sabía usted que 1 de cada 5 tazas de café de oficina está contaminada con bacterias fecales? Cuando las tazas no se lavan bien después de cada uso, esas bacterias pueden transmitirse de persona a persona. Podría considerar traer su propia taza y lavarla cada vez que la use.

El enfriador de agua

La mayoría de la gente no imagina que el enfriador de agua se ensucie, pero la verdad es que la mayoría de las boquillas de los enfriadores de agua nunca se limpian. El agua estacionaria es un entorno de reproducción perfecto para los gérmenes, y pueden vivir allí durante mucho tiempo. Considere llenar y traer desde su casa botellas de agua, especialmente cuando es temporada de gripe. Y no olvide limpiar regularmente su botella de agua entre usos.

La fotocopiadora

Si su oficina tiene una fotocopiadora, puede ser el mejor lugar para compartir gérmenes con todos en su oficina. Las oficinas deben tener desinfectante de manos junto a la fotocopiadora para que los empleados lo usen cuando terminen de usarlo. Si esa no es una opción, trate de lavarse las manos después de usar la fotocopiadora, o al menos tenga su propio desinfectante de manos en su escritorio.

El teclado de la computadora

Varias personas a menudo usan el mismo teclado en un espacio de trabajo, lo que aumenta la posibilidad de transferir gérmenes. Tener un desinfectante para manos o toallitas desinfectantes cerca puede ayudar a animar a los colegas a limpiar el espacio compartido antes o después de su uso. Si tiene su propio teclado personal, límpielo una vez al día, junto con el resto de las superficies de su escritorio.

Manijas de puertas

Las superficies de las salas de almuerzo y descanso se encuentran entre las más sucias de una oficina típica. Un estudio de la Universidad de Arizona en Tucson encontró que en dos horas, los gérmenes de la puerta principal del edificio habían llegado a la cafetera debido a la frecuencia con la que se toca al principio de la jornada laboral. A partir de ahí, se extienden rápidamente a otras superficies de oficina y objetos en espacios compartidos, así como a su escritorio y pertenencias personales.

Los baños

Los baños podrían ser un tema completamente separado, como uno de los lugares con más gérmenes de todos. Así que cuando se lave las manos, considere usar una toalla de papel para cerrar las manijas del grifo y abrir la puerta al salir.

Otros lugares que esconden gérmenes y que debe tener en cuenta

Los botones de las máquinas expendedoras, las manijas de los grifos del fregadero y las manijas de las puertas del microondas y del refrigerador también se encontraban en la parte superior de la lista de superficies que tienen un alto riesgo de propagar enfermedades. Es posible que desee pensar dos veces antes de saltarse el jabón o el desinfectante de manos cuando prepare su almuerzo.

Nuestras manos

Muchas bacterias se encuentran en las manos. De hecho, las manos son una de las cosas que alberga más bacterias que inclusive los asientos de los inodoros. Dado que las manos tocan la mayoría de los objetos enumerados anteriormente, la contaminación bacteriana no debería sorprender.

Así que la gran mayoría de sus enfermedades vendrá de sus propias manos, por lo que lavárselas correctamente, con tiempo suficiente, con suficiente jabón, con suficiente espuma o desinfectante para manos y sobre todo es necesario lavarlas con frecuencia. Eso si asegúrese de lavar sus manos antes de tocarse la cara o antes de comer, será lo mejor para evitar cualquier enfermedad transmitida por cualquier tipo de gérmenes.

Aparte de las áreas muy frecuentadas en la oficina, la temperatura, la humedad y el material también afectan el tiempo que los virus pueden vivir en una superficie. Por ejemplo, los materiales sintéticos, como los plásticos, retienen los virus por más tiempo. Los plásticos suelen tener pequeñas crestas y grietas que albergan bacterias y gérmenes durante días.

Dicho esto, la desinfección regular es muy importante. Por lo tanto, tener un protocolo de limpieza eficaz en la oficina puede reducir los días de enfermedad hasta en un 50 por ciento. Puede comenzar recordando desinfectar su espacio de trabajo personal a diario, o al menos varias veces a la semana, y lavarse las manos con regularidad.

Así mismo es importante que no vaya al trabajo si está enfermo, para reducir el riesgo de contagio a otras personas. E igualmente evite los pasamanos de escaleras si es posible, para evitar el contacto con bacterias y gérmenes que allí se esconden. Recuerde que así se estará protegiendo usted y protegiendo a sus compañeros de oficina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *