Errores al alquilar una oficina que debe evitar

Errores al alquilar una oficina

Los errores al alquilar una oficina son más comunes de lo que imaginamos. La emoción de encontrar ese nuevo espacio para nuestra empresa nos puede hacer caer en ciertas faltas que se convierten en un verdadero dolor de cabeza. Errores como no investigar lo suficiente al momento de buscar o no negociar bien todos los detalles del arrendamiento puede acarrearnos muchos problemas en el futuro. ¿Le gustaría saber cómo evitar esto errores al alquilar una oficina? ¡Eche un  vistazo! Aquí le diremos todo lo que necesita saber al respecto.  

¿Cuáles son los errores al alquilar una oficina que debe evitar?

Cuando encontramos una oficina que queremos alquilar, en ocasiones pasamos por alto algunos detalles que pueden ser muy importantes. Por ejemplo, ¿leímos toda la documentación de arrendamiento? ¿El espacio es suficiente para nuestra empresa? ¿Esta oficina nos permitirá expandirnos en un futuro? Estas son algunas de las preguntas que debemos hacernos antes de alquilar una oficina, para asegurarnos de tomar la mejor decisión y así evitar estos errores al alquilar una oficina que veremos a continuación:

Investigación de mercado insuficiente

Uno de los más grandes errores al alquilar oficina es no explorar completamente el mercado inmobiliario. En ese caso, nuestra elección puede no ser la mejor, porque no consideramos todas las opciones disponibles.

Por lo tanto, independientemente si buscamos en línea, con la ayuda de la agencia inmobiliaria, siguiendo las recomendaciones de amigos o de otras formas, debemos investigar todo el mercado inmobiliario, en la medida de lo posible. Es importante no apresurarse, pero tampoco debemos perder el tiempo al buscar. Este mercado cambia muy rápidamente. Podemos obtener nuevas opciones de arrendamiento en unos pocos días, pero también perder las favorables. Así que lo mejor es ir sin prisa, pero sin pausa para encontrar ese espacio que deseamos.

Vea también Beneficios de alquilar una oficina

Tomar decisiones basadas únicamente en los costos

Al alquilar un espacio de oficina, debemos tener en cuenta que hay muchos aspectos a considerar. Una de ellas es evitar tomar una decisión basándonos únicamente en los costos. Echar un vistazo a la oferta completa: cuáles son los pies cuadrados del espacio, cuánto tiempo podemos arrendarlo, cuáles serían los costos del arrendamiento, pero también si hay algunos beneficios adicionales. ¡Hay que prestar atención a cada detalle!

Por otro lado, minimizar costos es importante cuando tenemos una empresa y más si apenas estamos empezando. Pero, más barato no siempre significa mejor. Y, en muchos casos, elegir la opción menos costosa puede terminar costándonos mucho más a largo plazo. Especialmente cuando pensamos en el impacto que puede tener una oficina poco favorable en el compromiso de los empleados.

Al elegir una oficina, hay muchos factores a considerar más allá de los costos. ¿Qué tan cerca está el espacio del transporte público? ¿Es buena la imagen del edificio o la seguridad de un vecindario? ¿Tiene algunas comodidades disponibles? Pasar por alto cualquiera de estas interrogantes y podemos terminar lamentando nuestra decisión.

No negociar todos los detalles del arrendamiento

Siempre debemos asegurarnos de leer la letra pequeña cuando planeamos firmar un contrato. Por lo general, hay detalles del arrendamiento a los que debemos prestar especial atención. Tales como el subarrendamiento, las opciones de renovación y expansión, obligaciones de arrendamiento adicionales, posibles aumentos de alquiler, ente otros.

Imagen en Piqsels

Los propietarios y los agentes inmobiliarios a menudo saben cuándo alguien no tiene mucha experiencia en estos negocios. Algunos de ellos tienden a cotizar precios artificialmente altos al principio. Otros inicialmente retienen incentivos e incentivos especiales. Si no regateamos el precio o hace preguntas sobre incentivos, es probable que no se nos ofrezca la mejor oferta posible.

No pedir ayuda

Este es posiblemente es uno de los errores al alquilar una oficina más comunes. A veces, buscar un espacio adecuado para nuestra oficina puede ser un proceso muy complejo y largo para el que es posible que no tengamos suficientes habilidades o tiempo. En ese caso, en lugar de hacerlo todo usted mismo, solicite la ayuda de expertos para obtener la mejor oferta en su próximo arrendamiento de oficina .

Obtener la ayuda de un agente inmobiliario es lo mejor. Si bien nos ayudarán a encontrar el mejor espacio posible, también acortará el tiempo y reduciremos costos. Especialmente los relacionados con problemas a largo plazo derivados de malas decisiones de arrendamiento. Por lo tanto, lo más recomendable en expertos y no nos equivocaremos a la hora de alquilar un espacio de oficina.

Olvidar la expansión futura

Todos los dueños de negocios tienen la mira puesta en el crecimiento. Pero frecuentemente, elegimos nuestro espacio de oficina en función de nuestras necesidades comerciales actuales.

Sin embargo, es importante pensar en el futuro al alquilar una oficina. Si firmamos un acuerdo a mediano o largo plazo, las opciones podrían ser muy limitadas si nuestro negocio crece y tenemos un contrato inflexible. Es posible que terminemos necesitando alquilar una segunda oficina, que no suele ser una forma rentable de hacer negocios y puede ser destructiva para la cohesión y la cultura del equipo. Lo ideal es firmar un contrato de arrendamiento de oficina moderno y flexible, que permita que el entorno de trabajo puede adaptarse a las necesidades cambiantes de nuestra empresa.

Pensar solo en el espacio del escritorio

Muy pocas empresas en estos días mantienen a sus empleados atados a sus escritorios todo el día. Los equipos productivos tienen la oportunidad de relajarse en áreas de ocio o comunes. Y el trabajo en grupo suele ser más eficaz en las áreas de trabajo compartidas, lejos de los escritorios.

Por lo tanto, para evitar uno de los errores al alquilar una oficina, debemos considerar cómo funciona nuestro negocio y cómo nuestros empleados realizan sus tareas diarias. Si bien el espacio en el escritorio es importante, existen otras áreas abiertas que su empresa probablemente necesitará para reuniones, colaboración e inspiración, que no podemos pasar por alto al arrendar un espacio para nuestra empresa.

Por otro lado, no debemos subestimar el diseño de la oficina. Algunos dueños de empresas piensan que, siempre que el espacio sea lo suficientemente grande, cualquier oficina vieja servirá. Sin embargo, los estudios demuestran que los espacios bien diseñados ayudan a aumentar la productividad y la creatividad de los empleados.

Si deseamos llevar nuestro negocio al siguiente nivel, es fundamental que busquemos oficinas diseñadas para involucrar a los trabajadores modernos. De lo contrario, será difícil, en el mejor de los casos, que el equipo haga su mejor trabajo.

No comprobar minuciosamente el estado de la oficina

No es suficiente simplemente caminar por una oficina y evaluar rápidamente su estado. Tenemos que comprobar todo con cuidado, por lo que es necesario hacer muchas preguntas.

¿Se realizarán las reparaciones necesarias antes de mudarse? ¿Hay suficientes tomas de corriente? ¿Está la oficina conectada para datos? ¿Todas las áreas del espacio de la oficina tienen calefacción y aire acondicionado?

Solo cuando hayamos realizado una inspección exhaustiva, es que podemos considerar la posibilidad de firmar un contrato de arrendamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *