Las mejores formas de mantenerse activo en la oficina

Las mejores formas de mantenerse activo en la oficina

Mantenerse activo en la oficina puede ser una tarea difícil, sobre todo para quienes tenemos trabajos de oficina sedentarios. Ya que al estar ocupados y concentrados en el trabajo generalmente estamos sentados durante varias horas al día, lo que nos lleva a la inactividad.  

Sin embargo, permanecer sentados durante mucho tiempo puede aumentar considerablemente los riesgos de padecer enfermedades cardíacas, obesidad, diabetes y cáncer. Por lo que, no es extraño que la Organización Mundial de la Salud considere la inactividad como el cuarto factor de riesgo de mortalidad global en personas adultas. Pero no todo son malas noticias, ya que, existen formas sencillas de mantenerse activo en la oficina durante su rutina diaria. Así que, si usted anda buscando ideas, a continuación le traemos diez por las cuales puede comenzar.

1. Camine o viaje al menos parte del camino al trabajo

Dependiendo de la ubicación de su trabajo y de la distancia a la que se encuentre su casa, esta puede ser una excelente forma de mantenerse activo. Intente cambiar la forma de ir y volver del trabajo, si puede ir en bicicleta o caminar al trabajo, esta puede ser una excelente manera de incorporar más actividad en su día, y llegará sintiéndose fresco, con energía y con la mente despejada.

Por supuesto, no todos viven lo suficientemente cerca como para que esta sea una opción realista, pero aún puede encontrar formas de hacer que al menos parte de su viaje sea más activo. Por ejemplo, si está muy lejos su oficina, puede tomar el tren parte del camino, bájese algunas paradas antes y camine. En caso de que vaya en automóvil, estacione a uno o dos kilómetros de distancia. Pruebe algunas cosas diferentes y vea qué funciona para usted. Un viaje al trabajo por la mañana podría ser lo que está buscando si desea perder peso, pero no tiene el tiempo o las ganas de visitar un gimnasio con regularidad.

2. Use un escritorio de pie

Si es posible en su oficina, ponerse de pie para trabajar puede ser una gran opción. Ya que, al estar de pie utiliza más músculos y quema más calorías que estar sentado, y puede ser excelente para su espalda y la postura. Además, le ayudará a mejorar en su circulación, lo que en general aliviará los efectos de sentarse.

Puede que le tome un tiempo llegar hasta un día completo de pie, pero incluso medio día le vendrá bien. Solo asegúrese de tener un escritorio ajustable para que pueda cambiarse a una altura de escritorio normal cuando se canse.

3. Ofrézcase como voluntario para buscar el café

Salga y tome su café, té o batido en lugar de dejar que otra persona lo recoja por usted. Aún mejor, podría convertirlo en un desafío probar un lugar nuevo cada día durante una semana, en lugar de ir siempre la opción más cercana. Dar un paseo con algunos compañeros es una forma rápida y sencilla de relajarse, socializar y realizar más actividad física.

4. Tenga reuniones de pie o caminando

Todos tenemos esas reuniones que se prolongan durante una hora, pero que realmente podrían realizarse en 15 minutos. Intente organizar una reunión de pie. Las investigaciones muestran que esta puede ser una buena manera de aumentar la eficiencia, asegurándose de que las cosas no se prolonguen innecesariamente y de que se levante de la silla.

Para grupos más pequeños o uno a uno, una reunión a pie puede ser una excelente manera de hacer las cosas mientras realiza un poco de actividad física. El cambio de ritmo y escenario también puede ayudar a reducir las tensiones y fomentar una mayor creatividad y una conversación fluida.

5. Use ropa y zapatos cómodos

Los estudios han demostrado que cuando usa ropa y zapatos cómodos para trabajar, es más probable que sea más activo. Tiene mucho sentido: subir las escaleras parece mucho menos atractivo cuando estás con tacones altos o un traje rígido.

Incluso si su código de vestimenta laboral requiere que use ropa más formal, es probable que haya formas de hacer que su ropa sea más cómoda, ya sea invirtiendo en un gran par de zapatos planos, eligiendo un tacón más grueso que sea más fácil de caminar o encontrando un traje confeccionado con un tejido más transpirable y móvil.

6. Utilice la tecnología a su favor

Los podómetros digitales o rastreadores de actividad que sincronizan las actualizaciones con su teléfono móvil, también conocidos como «wearables», son una de las últimas tendencias en la tecnología de fitness diaria. Hay varias marcas de rastreadores que contarán sus pasos, frecuencia cardíaca, calorías quemadas, etc. Si un dispositivo portátil no es algo que le interese, hay muchas aplicaciones gratuitas para teléfonos inteligentes para elegir que pueden rastrear sus pasos cuando tenga su teléfono con usted.

Configure una alarma en su computadora, teléfono inteligente o podómetro cada 30 o 60 minutos para recordarle que debe levantarse y moverse.

7. Realice estiramientos en su escritorio

Mantenerse activo mientras está en el trabajo puede venir en forma de ejercicios simples y una de ellas es el estiramiento. Lo ideal sería que cada 30 minutos se levante y realice 5 minutos de estiramientos, como por ejemplo, levantamiento de hombros, estiramiento de cuello, levantamiento de piernas, entre otros.

8. Muévase a la hora del almuerzo

En lugar de comer en su escritorio o sentarse en el área de la cocina durante toda la pausa para el almuerzo, asegúrese de hacer algo físicamente activo durante parte de su tiempo asignado. Pruebe

levantarse y moverse durante al menos parte de su tiempo asignado. Sal a caminar y disfruta del cambio de escenario. Para que la sangre bombee aún más, puede incluso subir y bajar las escaleras, o escabullirse para una sesión rápida de gimnasio o un circuito en el parque.

9. Use las escaleras

Todos sabemos que deberíamos usar las escaleras en lugar del ascensor, pero ¿con qué frecuencia lo hacemos realmente? El truco es convertirlo en un hábito, por lo que debemos dejar de pensar en ello como una elección que tienes que hacer cada vez. Comience apuntando a usar las escaleras una vez al día, luego aumente hasta que sea automático.

10. Use los inodoros más alejados

Si se mantiene bien hidratado en el trabajo, es probable que necesite ir al baño varias veces al día. Aumente la distancia que recorre yendo a los baños en una parte diferente de la oficina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *