Ventajas de un ambiente de trabajo positivo

personas en un ambiente de trabajo positivo

Propiciar un ambiente de trabajo positivo en la oficina es una excelente manera de aumentar la productividad, la creatividad y el éxito de un negocio. Debemos tener claro que, para muchos ir a trabajar no es una tarea agradable. Esto genera estrés laboral, lo que repercute en el entorno de trabajo. Por eso es tan importante crear un lugar para trabajar que sea amigable, seguro y cómodo para los trabajadores. Ya que hará que se sientan más felices y a gusto, generando grandes beneficios tanto para ellos, para los empleadores y la empresa.

Muchas empresas líderes como Google y Apple han comprendido la importancia de un ambiente de trabajo positivo, esforzándose por fomentar un entorno laboral que sea divertido e inspire a los trabajadores a disfrutar de su trabajo.  Los empleados felices son leales y estos a su vez, pueden hacer cosas asombrosas.

¿Cuáles son las ventajas de un ambiente de trabajo positivo?

Veamos algunas ventajas de crear un ambiente de trabajo positivo y un entorno de oficina que a la gente le guste y por qué es fundamental para su empresa:

Tiene un efecto multiplicador

Un ambiente de trabajo positivo puede generar felicidad en los empleados. Y, generalmente, la felicidad es contagiosa. Al fomentarla a través de la positividad en la oficina, esta puede extenderse por toda la empresa. Los trabajadores que disfrutan de su trabajo son excelentes modelos a seguir para sus compañeros, animándolos a que también disfruten de su trabajo.

Genera empleados exitosos y con buena actitud

Cuando un trabajador realmente disfruta su empleo es más productivo, feliz y exitoso. Esto aumenta la confianza en sí mismo e inspira un mayor rendimiento y un mayor éxito tanto para el empleado como para el empleador.

Por otro lado, los empleados descontentos tienen una actitud negativa que puede “contaminar” su lugar de trabajo. Sofocando el desempeño laboral y la creatividad. Mientras que, los empleados felices tienen una actitud positiva que les permite tener éxito.

Aumenta la productividad al reducir el estrés

Los empleados estresados ​​son empleados distraídos. Esto puede tener un efecto devastador en la productividad. Eliminar el estrés y las preocupaciones puede conducir a un aumento instantáneo de la productividad.

Las investigaciones muestran que un ambiente de trabajo positivo y feliz da como resultado un aumento del 12% en la productividad de los empleados. Por el contrario, el mismo estudio reveló que los trabajadores descontentos son un 10% menos productivos que quienes reportan niveles promedio de satisfacción en el lugar de trabajo. Un entorno positivo genera empleados que se desempeñan mejor, superan las expectativas, logran metas, se motivan a sí mismos y trabajan de manera más eficiente.

Incentiva a la asunción de riesgos

Los negocios no se tratan de ir a lo seguro. El negocio consiste en asumir el riesgo adecuado para obtener las recompensas adecuadas. Los empleados felices tienen más probabilidades de asumir riesgos calculados, mientras que los empleados infelices tienen más probabilidades de ir a lo seguro.

Estimula el compañerismo

Un ambiente de trabajo positivo genera empleados positivos y plenamente comprometidos que están más dispuestos a apoyar a sus compañeros de trabajo. Brindándoles apoyo y aliento positivos para los proyectos en grupo. De igual manera, es más probable que los empleados felices soliciten apoyo si es necesario.

Foto de Pxfuel

Incrementa la lealtad hacia la empresa

Los trabajadores en ambiente de trabajo positivo, al sentirse más felices son leales a la empresa. Están dispuestos a hacer un esfuerzo adicional por el equipo, los socios y los clientes. Los empleados comprometidos se enorgullecen de su trabajo y, a menudo, superan las expectativas con la esperanza de crecer con la empresa. Cuando todo el equipo está satisfecho, el lugar de trabajo se vuelve más colaborativo fomentando una comunicación sólida y una actitud ganadora.

Motiva la confianza

Un entorno de trabajo positivo, genera confianza en su equipo y los anima a aprender de sus errores en lugar de temerles. Los errores pueden ser una poderosa herramienta de aprendizaje que puede conducir a un éxito imprevisto. Así pues, los trabajadores que temen cometer errores perderán importantes oportunidades de aprendizaje.

Favorece a la creatividad

Cuando los empleados están menos ansiosos en el trabajo, sus mentes fluyen con ideas. Los problemas encuentran soluciones, las innovaciones se implementan y las sesiones de intercambio de ideas son más aprovechables, debido a la participación de los empleados. Recordemos que, los empleados satisfechos y felices están comprometidos con sus empresas y desean contribuir con su éxito.

La innovación es el elemento vital de cualquier negocio, y los empleados felices son empleados creativos e inspirados que crearán las soluciones que su negocio necesita para tener éxito.

Mejora la salud de los empleados

Es bien sabido que el estrés puede llegar a enfermar a las personas y los trabajadores enfermos no van a trabajar. El ausentismo de los empleados les cuesta dinero a las empresas. Ya que disminuye la productividad, aumenta el costo del seguro médico y aumenta la rotación de empleados. Las estadísticas muestran que la rotación puede salirle muy caro a una empresa, debido a la contratación, la capacitación y la pérdida de ingresos.

Sin embargo, cuando los empleados están contentos en su lugar de trabajo, tienden a no ausentarse, dan todo, cometen menos errores y fomentan el espíritu de equipo.

Fomenta el trabajo en equipo

Encontrar alegría y positividad en el ambiente de trabajo puede generar enormes beneficios al mejorar las relaciones entre los empleados y el empleador. Los trabajadores felices están más dispuestos a trabajar juntos por el bien común. Asimismo, son más propensos a fomentar la lealtad de la empresa y a fomentar la sólida formación de equipos, un aspecto vital para el éxito de la misma.


Es probable que crear un ambiente de trabajo positivo no sea una tarea fácil. Pero vale la pena el esfuerzo. Mientras más se intente crear un entorno donde los trabajadores se sientan seguros, cómodos y valorados mayores serán los beneficios.

Cultivar una cultura laboral positiva y feliz da como resultado que los trabajadores forjen mejores conexiones sociales, muestren empatía entre ellos, colaboren y animen a los demás. Un entorno de trabajo positivo conduce al crecimiento del equipo y a mejores resultados para el negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *