Consejos para elegir el escritorio ideal para su oficina

Elegir escritorio ideal para una oficina

El escritorio es una de las partes más importantes de nuestra oficina y un gran aliado en cada jornada de trabajo que realizamos. Pues, en él pasamos gran parte del tiempo y realizamos la mayor cantidad de tareas, por lo que, es casi imposible realizar nuestro trabajo sin él.

Así que, ya sea que estemos pensando en remodelar o renovar nuestra oficina o simplemente establecernos en una nueva oficina, será de vital importancia para nosotros contar con el escritorio más adecuado. Porque a la larga esto también podría tener repercusiones en nuestra salud y rendimiento laboral. Así que pensando en ello, a continuación le traemos algunos consejos que usted debe tener en cuenta a la hora de elegir el escritorio ideal para su oficina.

Tamaño del escritorio ideal

Sin duda alguna este es el primer factor a tener en cuenta a la hora de elegir y dependerá del espacio disponible. Ya que según según esto, podríamos optar por un escritorio de mayor o menor, pero no necesariamente significa que por tener mayor espacio debamos tener también un escritorio más grande, por lo que es igualmente necesario considerar la practicidad que debe tener.

En resumen, nuestro escritorio debe ser lo suficientemente grande como para permitirnos trabajar cómodamente. Pero, no tanto para no excedernos del espacio que necesitamos para realizar el trabajo. Así que, para aprovechar cada centímetro de la oficina, lo primero que debemos hacer es tomar las medidas del espacio, considerando el ancho, alto y profundidad, para no escoger un escritorio muy grande y o uno muy pequeños que resulte incómodo. Considere también que la silla debe quedar con el suficiente espacio para el correcto tránsito.

Por lo general, se puede establecer que un escritorio tamaño estándar, es aquel que tiene 120 centímetros de ancho por 75 centímetros de altura y 90 centímetros de profundidad. Con estas dimensiones podemos tener espacio suficiente para colocar algunos objetos que debemos tener a mano como:  libros, cuadernos, tabletas o portátiles entre otros con los que trabajamos o queremos disponer fácilmente.

Aunque, también podemos optar por escritorio un poco más pequeño que tenga o estanterías que nos permitan organizar este material. Claro está, que si nuestro trabajo nos obliga a utilizar planos o diseños, lo más seguro es que necesitemos un escritorio más grande.

Por otro lado, piense bien donde quiere colocar el escritorio y cómo le resultaría mejor para trabajar, considere si es posible cerca de una ventana.

La forma

Aunque la mayoría de los escritorios se parecen, lo cierto es que existen distintos tipos de escritorio y cada uno cumple una función distinta. Y debido a que cada tipo de tabla se utiliza para diferentes fines específicos, tienen también características diferentes.

El tipo de trabajo a realizar o el uso que haremos del escritorio también es importante al momento de elegir el escritorio ideal, ya que, si es trabajo compartido o trabajo individual, por ejemplo. No es igual un escritorio para un diseñador gráfico (que requerirá mucho espacio para tener más de una pantalla) que un escritorio para alguien que trabaje en contabilidad (que requiere un escritorio un poco más pequeño). Por ende, las necesidades del puesto de trabajo nos darán una pauta.

En este sentido, los escritorios con forma de L constituyen una de las opciones más utilizadas en oficinas, ya que permite el uso del espacio al máximo y nos permite conseguir un espacio extra, en el cual podemos dejar elementos importantes para tener siempre a mano; pero además se puede utilizar para múltiples propósitos.  Solo tendrá que escoger si lo prefiere en el lado derecho o izquierdo, dependiendo de cuál sería la mejor distribución.

Ergonomía

El diseño de nuestra oficina debe ir más allá de una simple disposición de elementos en un espacio determinado. Por lo tanto, el escritorio ideal que debemos elegir para nuestra oficina debe ser ergonómico.

Es necesario enfatizar que la ergonomía es un área del diseño que estudia la formas de hacer que el uso de objetos sea lo más cómodo posible para nosotros. Esto con el fin de evitar la adopción de posturas poco naturales. Las cuales la prolongamos por muchas horas a la larga pueden provocar lesiones y otros problemas de salud.

Considerando entonces este concepto, para que nuestro escritorio sea ergonómicamente ideal. El escritorio debe tener una altura media entre 70 y 75 centímetros del suelo. Lo que nos dará suficiente espacio bajo el escritorio para mover las piernas con comodidad.

Por su parte, el ancho y largo de la mesa dependerá del trabajo a realizar. Aunque por la disminución en el tamaño de las pantallas existe la tendencia de tener mesas cada vez más estrechas. Las dimensiones asociadas a una mesa de trabajo ergonómica se encuentran entre los 80 x 120 centímetros .

La comodidad

Si vamos a pasar muchas horas sentado enfrente de una computadora algo que no podemos olvidar es la comodidad. Por lo que es recomendable probar un escritorio antes de comprar y asesorarse con especialistas del tema. Teniendo también en cuenta a la silla de oficina, pues la comodidad en el trabajo dependerá de ella.

En fin hay que comprobar que tendremos el espacio suficiente para movernos cómodamente en nuestro espacio de trabajo. Lo que incluye levantarnos, tomar algún objeto. Así como buscar algo en un armario o abrir los cajones del escritorio sin ningún esfuerzo. Recuerde que el escritorio ideal es aquel que nos aporta mayor comodidad y bienestar.

El diseño

En nuestra oficina la decoración juega un papel muy importante y por supuesto el escritorio ideal no escapa de ello. Porque dependiendo de este y el resto del mobiliario nuestra oficina tendrá un aspecto más elegante y confortable. Lo que nos ayudará a realizar mejor nuestro trabajo. Así que, por ejemplo, si queremos un aspecto más moderno, podemos optar por modelos con un diseño poco convencional. Pero, si se quiere una oficina más seria, un escritorio clásico nos dará la sobriedad que buscamos.

Lo que si no podemos descuidar es la armonía que debe existir entre el escritorio y el resto del entorno. En oficinas que tengan poco espacio, se recomiendan escritorios de colores claros o de vidrio, que aportan amplitud.

Sin duda alguna, el escritorio no solo es una parte del mobiliario en nuestra oficina sino también un elemento que nos aporta comodidad y bienestar. Por ello elegir el escritorio ideal representa una inversión a largo plazo que requiere un análisis de los elementos que hemos mencionado. Así que esperamos que este artículo aporte ideas que le ayuden a decidir cuál es su escritorio ideal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *