7 cosas productivas para hacer en un día de trabajo lento

Cosas productivas para hacer en un día de trabajo lento

Muchos de los que trabajamos en oficina hemos tenido al menos un día de trabajo lento o una temporada en la que nos sentimos aburridos porque no tenemos suficiente trabajo. Lo que puede ser el resultado de que nos hemos convertido en expertos multitareas, hemos sido doblemente eficientes en nuestro trabajo o simplemente no nos han asignarnos nada más para asegurarse de que estemos disponibles para nuevos proyectos o tareas.

Por supuesto, es normal e inevitable que en ciertos momentos haya un tiempo de inactividad. Pero el problema está, en que cuanto más aburridos estemos el tiempo pasará más lento. Sin embargo, tener un día de trabajo lento puede ser agradable si dedicamos tiempo a cosas productivas y menos aburridas que solo esperar por nuevas tareas.

Aquí hay una lista de cosas productivas en las que puede ocupar su tiempo en el trabajo y no perder la cabeza en el intento.

1. Lea sobre temas relacionados con el trabajo

Sin duda alguna, cuando tenemos un día de trabajo lento una de las formas más productivas de aprovechar el tiempo es concentrarnos en nuestro desarrollo profesional. Lo cual podemos hacer leyendo libros, artículos e información actualizada y relacionada con nuestro trabajo y sobre aquello que nos gustaría saber. Como, por ejemplo, liderazgo, marketing, redes, entre otros temas.

Es bueno descubrir que siempre hay algo nuevo que aprender, pero que también podemos impulsar el éxito en el trabajo mientras lo hacemos. Ya que al mantenernos informados y aprender algo más podemos aumentar nuestro valor como empleados e inclusive buscar un nuevo empleo en el futuro. Considere llevar su aprendizaje en línea, ya sea asistiendo a un seminario web o completando un curso en línea. 

2. Organice sus correos electrónicos

Aunque para muchos esta puede parecer una tarea tediosa y aburrida, otros tal vez encuentren satisfacción en el hecho de están organizando sus mensajes de correo. Algo que puede resultar muy útil y productivo sobre todo si su trabajo consiste en enviar correos a diario. Pues además de ayudarnos a pasar el tiempo, permitirá que nuestra bandeja de entrada sea más fácil de administrar. Eso sin mencionar que también nos ayudará a estar al tanto de todos nuestros correos electrónicos. 

Para ello, podemos crear o configurar carpetas para todos los temas o categorías de correos que podamos recibir. Así será más fácil saber dónde buscar si necesitamos verificar o usar algo posteriormente. Inclusive puede guardar sus correos en una unidad compartida de su empresa o en sus archivos personales.

3. Planifique con anticipación

Aunque matar el tiempo en el trabajo está bien a veces. Cuando tenemos un día de trabajo lento no hay nada más productivo que planificar el trabajo anticipadamente. Para estructurar su día, puede optar entre comprar un calendario semanal de escritorio o crear su propio calendario en papel, para planificar sus tareas, proyectos y objetivos semanales o mensuales. Aunque, si lo suyo no es el papel puede crear una cuenta en sitios especiales para la gestión de proyectos como Trello.

Para una buena planificación puede comenzar por hacer una lista de todas las tareas que realiza a diario. Como, por ejemplo, revisar correos electrónicos, hacer llamadas telefónicas o asistir a reuniones. Seguidamente puede hacer una lista con sus proyectos y tareas a mediano y largo plazo. Una vez que lo tenga todo cubierto, la última parte de su planificación será definir cuál es la importancia y urgencia con la que atenderá cada tarea.

4. Ofrezca ayuda a sus compañeros de trabajo. 

Si usted tiene tiempo de sobra en un día de trabajo lento, no significa que sus compañeros también lo tengan. Por lo que preguntar si necesitan ayuda puede ser doblemente beneficios para ellos y para usted. Primero, es una gran oportunidad para aprender sobre otras partes de la organización o adquirir nuevas habilidades. En segundo lugar, es posible que ellos lo aprecien y amablemente le devuelvan el favor la próxima vez que usted necesite ayuda con su trabajo.

En todo caso no tiene nada que perder y mucho que ganar. Porque posiblemente también su jefe vea la voluntad de ayudar a los demás y la recompense en su próxima evaluación de desempeño.

5. Diviértase

Aunque posiblemente el trabajo sea lo último que quiere hacer, tratar de que sea divertido puede ser una excelente forma de evitar la desmotivación. Nuestra primera opción, puede ser recurrir a internet, allí hay una fuente inagotable de entretenimiento, ya sea jugando juegos mentales como Sudoku o leyendo periódicos y revistas online sobre temas de interés. Sin embargo, solo debe asegurarse de que no le descubran porque lo último que quiere hacer es que lo despidan.

Por otro lado, también pruebe convertir las tareas en juegos, por ejemplo, lleve un conteo de la cantidad de correos que puede responder en 15 minutos o puede asignar puntos a cada página que redacte para un informe. Sin duda esto hará que el trabajo sea más agradable y entretenido.

Otra forma de cambiar su enfoque consiste en entablar más conversaciones con sus compañeros de trabajo dentro y fuera de la oficina, ya que le permitirá crear una atmosfera de trabajo más cálida. Igualmente puede trabajar la motivación dándose como recompensa al final de cada hora un refrigerio o un breve descanso de cinco minutos.

Solo recuerde que divertirse, no significa deambular hasta los escritorios de sus colegas y entablar un debate de una hora sobre cualquier tema. Porque si bien tenemos tiempo para matar es posible que ellos también lo tengan.

6. Ordene su espacio de trabajo

Si nota que su espacio de trabajo no se ve muy ordenado que digamos, quizás sea el mejor momento para darle una buena limpieza. El ordenar su espacio de trabajo, además de eliminar la suciedad, le permitirá saber con exactitud dónde se encuentra todo y disminuirá sus niveles de ansiedad. Ya que, le ahorrará tiempo a la hora de buscar lo que necesita y mejorará con ello su productividad y eficiencia.

Para organizar eficientemente su oficina, lo primero es identificar cuáles son los elementos que necesita para hacer su trabajo. Seguidamente debemos designar un lugar para cada uno, por ejemplo, una caja, bandeja o portalápices. 

Posterior a ello, lo siguiente será deshacernos de todo lo que no necesitamos, poniendo, por ejemplo, los documentos viejos en la trituradora de papel y recicle los bolígrafos que no funcionan.  Luego, agregue un elemento decorativo a su espacio de trabajo para llenarlo de alegría. Este puede ser un jarrón con flores recién cortadas, un paisaje inspirador o una foto familiar montada en un hermoso marco de fotos.

7. Busque un nuevo trabajo

Si descubre que permanentemente está aburrido y desmotivado en el trabajo, posiblemente esta sea una señal inequívoca de que ya ha perdido el interés por su trabajo y no lo encuentra desafiante, o peor aún, usted se encuentra sufriendo los efectos del agotamiento. De cualquier manera, el antídoto para ambos casos es el mismo: buscar un nuevo trabajo.

Sin embargo, en lugar de hacerlo a la ligera, antes debe actualizar su curriculum con las nuevas habilidades y calificaciones que haya adquirido. Por supuesto, sin dejar de lado los nuevos logros que haya alcanzado desde su última búsqueda de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *