7 Consejos para crear un entorno laboral positivo

Un entorno laboral positivo tiene un gran impacto en la productividad de una empresa. Según las investigaciones los empleados felices son más productivos en el trabajo. Además, la positividad genera trabajadores seguros y apasionados. Por ello es importante aprender cómo lograr el pensamiento positivo en el lugar de trabajo y cambiar las conversaciones negativas. Si quiere saber cómo conseguirlo, le traemos algunos consejos para crear un entorno laboral positivo en su empresa y así aprovechar todas sus ventajas.

Mira también Ventajas de un ambiente de trabajo positivo

¿Cómo crear un entorno laboral positivo?

Debido a que la negatividad puede extenderse como la gripe por toda la oficina, los empleadores deben encontrar la forma de restaurar la energía y la pasión en sus trabajadores. Aprender a ver el lado positivo de una situación puede salvar a los empleados de la ansiedad y el agotamiento. Veamos algunos consejos que pueden ayudarle a propiciar ese entorno laboral positivo que su empresa y empleados necesitan:

1. Contratar personas positivas

Al contratar nuevos talentos, debe centrarse en algo más que las habilidades, la experiencia y las calificaciones del solicitante. La personalidad es un factor importante a considerar y el carácter de un trabajador debe complementar los valores de la empresa.

Por ello es importante contratar personas que fortalezcan la productividad y la cultura de su empresa. Debe ser una persona que esté dispuesta a abordar cualquier problema que pueda surgir y que pueda hacerlo con confianza. En lugar de dar marcha atrás ante la adversidad, sus empleados deben seguir adelante y encontrar formas de superar cualquier situación. Tenga en cuenta estos atributos desde el principio para evitar contratar empleados tóxicos.

2. Establecer una comunicación transparente y abierta

Esto, en esencia, hace que los empleados sientan que lo que dicen tiene valor. Creando en ellos un sentido de pertenencia y compromiso. Por consiguiente, el trabajo se vuelve significativo debido a que los empleados saben que lo que contribuyen afecta a la empresa.

Por lo tanto, es esencial que el personal discuta la filosofía, misión y valores de la organización, de vez en cuando durante retiros, reuniones, etc. para asegurarse de que todos sepan para qué están trabajando.

Tener discusiones abiertas involucra a las personas y les permite compartir sus puntos de vista y perspectivas sobre cómo lograr los objetivos de la empresa.

3. Hacer reconocimientos públicos

Las recompensas son necesarias para fomentar ciertos comportamientos en las personas. Esto es lo que en psicología se conoce como refuerzo positivo. Esto es tan positivo de forma individual como grupal, ya que al recompensar a los empleados que se esfuerzan por su trabajo, esto promoverá comportamientos similares en el futuro.

Entorno laboral positivo
Foto en PxHere

Una recompensa aquí no tiene que ser de naturaleza monetaria. A veces, incluso un simple reconocimiento verbal por parte del supervisor es todo lo que se necesita para estimular la motivación de los empleados.

Cuando el trabajo arduo es recompensado adecuadamente y debidamente reconocido por la gerencia, los empleados naturalmente se sentirán valorados por la organización por lo que tienen para aportar. Esta mentalidad es saludable para la organización porque los empleados estarán dispuestos a hacer un esfuerzo adicional sin preocuparse por no recibir nada a cambio.

Sin embargo, si hay un problema con el trabajo de un empleado, llévelo a un lado individualmente para discutirlo. Ser criticado frente a los compañeros puede ser degradante y destructivo para la cultura y la productividad corporativas.

Por ello, no cuente chismes sobre un error que cometió un trabajador ni lo condene frente a sus compañeros. Todo lo que hará es avergonzarlo o enojarlo, lo que perjudicará aún más su desempeño. Como líder, debe concentrarse en construirlos en lugar de derribarlos.

4. Transformar lo negativo en positivo

Es importante y necesario encontrar algo bueno en cada situación, por lo que no debe olvidar buscarlo. Incluso en los escenarios aparentemente más imposibles, aún puedes mejorar los días malos si se enfoca en el lado positivo de la situación.

En lugar de ver una situación negativa como una debilidad, véala como una oportunidad para convertir esa debilidad en una fortaleza. Si se siente ansiedad o con pesimismo ante una situación busque siempre un resultado positivo, aunque parezca que no hay.

5. Fomentar el equilibrio entre la vida personal y laboral

Esto mejorará la satisfacción laboral entre los empleados porque sentirán que no están pasando por alto las otras áreas de sus vidas que son importantes para ellos que el trabajo.

Cuando los empleados satisfacen sus diversas necesidades y metas en la vida, como las de la familia, los amigos, las actividades espirituales, el crecimiento personal, etc., pueden sentirse más seguros de sí mismos y rendir al máximo en el trabajo. Aparte de eso, los empleados que están expuestos a más experiencias en la vida fuera del trabajo pueden usar lo que han ganado y aplicarlo a su trabajo, es decir, promueve la creatividad y el pensamiento innovador.

En este sentido, la organización puede adoptar una postura firme sobre equilibrar el trabajo y la vida personal al educar a los empleados sobre los beneficios de tener dicho equilibrio en sus vidas o incluso incluirlo en su declaración de misión.

6. Realizar cambios en el entorno físico

Es fundamental contar con un espacio de trabajo adecuado para sus empleados. Asegurarse de que tengan las herramientas adecuadas para trabajar y el entorno adecuado para trabajar es fundamental para su productividad. El lugar de trabajo no debe estar abarrotado. Tenga un espacio de almacenamiento alternativo lejos de su área de trabajo. Proporcione las necesidades que necesitarán con frecuencia.

7. Ofrecer a sus empleados días libres y descansos mientras trabajan

Los empleados fatigados se desempeñan mal en sus funciones. Asegúrese de que sus empleados tengan un merecido descanso, al tomar sus vacaciones tal como les corresponde. Tenga por seguro que sus empleados volverán rejuvenecidos. Asimismo, haga que sus empleados tomen breves descansos durante el día siempre que sea posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *